miércoles, 23 de mayo de 2018

Por un mejor arbitraje de nuestras competiciones


Algunos vídeos de competiciones recientemente celebradas en nuestro país me han permitido observar la evolución técnica de los nordicompetidores. Si bien es evidente la mejora de muchos de ellos, no es menos constatable que los árbitros siguen sin sancionar gran número de infracciones.

Aunque es cierto que la principal pesadilla de todo nordicompetidor es la posibilidad de que un árbitro malinterprete alguno de sus gestos técnicos como una violación y le sancione indebidamente, por supuesto sin ninguna animadversión personal (¡hasta ahí podíamos llegar!), tirando por tierra sus expectativas para esa competición, no es menos cierto que muchos nordicompetidores se indignan por la pasividad de la mayoría de los árbitros ante violaciones palpables del competidor que llevan delante, o al lado, a quién tienen ocasión de observar de cerca durante bastante tiempo. ¿Cómo es que los árbitros no ven/sancionan una violación tan evidente?

El arbitraje de la marcha nórdica es una labor sumamente difícil. La multitud de reglas a observar, la falta de definición de algunas de ellas, la falta de claridad del reglamento, la velocidad con que se producen las violaciones, el escaso número de árbitros en relación con la longitud del circuito, el requisito actual de realizar las observaciones a simple vista, sin ayuda de medios técnicos, y el hecho de que sea responsabilidad de cada árbitro individual decidir sobre la existencia de una violación, hace que la mayoría de los jueces sean reacios a sancionar, conscientes de que una decisión equivocada acabará con las opciones del sancionado en esa competición.

Pero el “in dubio pro reo” , principio fundamental del derecho penal, no es de recibo en una competición de marcha nórdica en la que la inacción arbitral perjudica a la mayoría de competidores que observan escrupulosamente el reglamento. El juez tiene que “mojarse”, pero debería hacerlo con la tranquilidad del miembro de un tribunal, que sabe que si los demás jueces no consideran culpable al posible infractor, su decisión personal no tendrá consecuencias fatales para el mismo.

Se ha intentado en alguna prueba “colegiar” la sanción, a base de transmitir a otros árbitros apreciaciones personales de uno de ellos, para que otros las confirmen o denieguen. Si bien no se puede negar la buena fe del intento, habría que plantearse la injusticia de la influencia ejercida por el árbitro que “sospecha”, sobre los demás jueces, que ya observarán al competidor en cuestión no como uno más, sino como alguien sospechoso de cometer una infracción, lo que no parece muy justo para dicho competidor. Sería algo parecido a si en una rueda de identificación policial dijeran “fíjate en el número tres, a ver si es el que te atacó”. Ningún tribunal normal lo admitiría como prueba de cargo.

Por todo lo expuesto, convendría revisar los apartados 3, 5 y 10 del actual reglamento de competiciones de marcha nórdica (RCMN) de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), a la luz del reglamento de marcha atlética de la Federación Española de Atletismo, por ser ésta la competición más parecida a la nuestra, que nos lleva más de cien años de ventaja en lo que a experiencias competitivas se refiere. No sé si alguien ha dicho alguna vez que “una persona inteligente debe observar con atención a los que le precedieron, con la finalidad de aprovechar sus aciertos y evitar sus errores”, pero si nadie lo dijo, aquí queda dicho.

En esa misma línea, no estaría de más echar un vistazo a las versiones actuales aplicadas en competiciones de MN de los países de nuestro entorno, no buscando una convergencia con ellas sino, simplemente, una posible solución del problema apuntado en los párrafos anteriores.

Por lo que se refiere al reglamento de competiciones de marcha atlética, la técnica de este deporte tiene dos reglas: al menos un pie en contacto con el suelo en todo momento (como la MN), y la pierna de apoyo no puede estar flexionada hasta que el centro de gravedad pasa sobre ella (regla dirigida a dificultar el “vuelo” que diferencia la carrera de la marcha). Cuando un juez observa una infracción de alguna de los dos reglas, avisa al infractor con una tableta amarilla, toma nota y si persiste en su falta, envía al juez principal una tarjeta roja con detalle de infractor e infracción. Esto significa que, para este juez, este competidor debe ser eliminado, y ya no volverá a preocuparse de él, ni sacarle más tarjetas. Cuando el juez principal recibe tres tarjetas rojas sobre un mismo competidor, de tres árbitros distintos, el competidor será eliminado, mostrándole una paleta roja. Las infracciones remitidas al juez principal se muestran en un tablón próximo a la meta, que pueden ver todos los competidores en cada vuelta al circuito.

Los circuitos deben tener entre 1 y 2 km y el número de jueces debe estar entre 6 y 9, incluido el juez jefe. Éste actúa como supervisor oficial de la competición y sólo actúa como juez si ha de descalificar directamente a un marchador en los últimos 100 m de la prueba, cuando marcha obviamente contra la norma, independientemente de los avisos y tarjetas rojas que haya recibido con anterioridad. El juez jefe puede contar con dos o más adjuntos para la notificación de descalificaciones, un oficial a cargo del tablón y un secretario.

Existe una alternativa, actualmente para cadetes y menores, que consiste en que el competidor no es eliminado a la tercera tarjeta roja, sino que es neutralizado en una zona (pit lane) próxima a meta durante un tiempo preacordado en función de la longitud del recorrido (2’ para recorridos entre 10 y 15 km). Si dicho competidor recibe una cuarta tarjeta, es eliminado.

Para el reglamento francés de competiciones de marcha nórdica, en todo momento debe haber un pie y un bastón en contacto con el suelo, con brazo y pierna siempre en oposición. La mano y el codo deben rebasar la nalga al final del empuje, antes de atacar de nuevo delante del cuerpo. El pie que avanza debe atacar el suelo con el talón; la vertical de la rodilla no puede estar por delante del pie en ese momento. La pierna de ataque no debe estar extendida durante su paso por la vertical de la pelvis, pero sí al final de la fase de impulsión. No pueden oscilar los hombros arriba y abajo.

Los circuitos tienen normalmente entre 2,5 y 3,5 km, con un bucle de penalización de 200 m, a menos de 150 m de la meta. Para un circuito medio (3 km) se prevé un mínimo de 10 jueces de itinerario, un juez de bucle de penalización, un juez árbitro, dos jueces en bicicleta que siguen a los competidores y competidoras de cabeza, y un puesto de control (PC) de la competición. Todos ellos cuentan con ayudantes, además de los necesarios controles, proporcionados por la organización.
Un juez puede aconsejar/advertir verbalmente a un posible infractor, o sancionarlo mostrándole tarjeta amarilla, diciendo en voz alta el número de dorsal y la falta cometida. Su ayudante rellena un impreso de infracción e informa al PC. El infractor deberá entrar en el bucle cuando vuelva a pasar por él y completar el recorrido del mismo, o será penalizado con 4’. A la cuarta penalización el competidor será descalificado (tarjeta roja). Al final de la prueba el PC y el bucle confrontan sus datos.

Dice el reglamento italiano de competiciones de marcha nórdica que en esta disciplina no puede haber carrera ni fase de vuelo (una redundancia). El pie toma contacto con el suelo por el talón para apoyar después toda la planta. Sólo se admite el paso alternativo, sin excesiva flexión de la pierna posterior, bajar la pelvis o mover las caderas de forma excesiva y antinatural (opino que el término “excesivo” no debería aparecer en un reglamento serio por ser subjetivo; lo que es excesivo para un juez puede no serlo para otro). El bastón se apoya entre la vertical del centro de gravedad y el talón del pie retrasado. La mano debe llegar hasta el glúteo. Los bastones han de tener una altura determinada, que no se puede variar durante la carrera, acorde a la estatura del competidor, y deben ir dotados de una sujeción especial que permita el empuje y la recuperación.

El circuito debe tener entre 1000 y 1200 m. La pendiente no debe exceder el 4-6%. Jueces fijos cada 250 m o en bicicleta, son jueces de marcha atlética preparados para la marcha nórdica. Pueden advertir, sin penalización, o penalizar hasta tres veces con 2’ cada vez. La cuarta penalización, de cuatro árbitros distintos, descalifica al infractor.

De todo lo dicho, sin entrar en la definición de violaciones que hace nuestro reglamento, y que a mi parecer necesita una urgente revisión, yo propondría los siguientes cambios al sistema actual de arbitraje:

  • Los circuitos no deben tener más de 2 km, a fin de facilitar una densidad adecuada de árbitros que asegure la observación continua sobre los competidores. En un circuito de 5 km, permitido en la actualidad, los competidores están practicamente fuera de la observación de los árbitros entre un 80 y un 90% del recorrido.
  • De acuerdo con la longitud del circuito, debe haber un número de árbitros de itinerario que asegure una densidad de un árbitro cada 250 m, o menos. Los árbitros deben estar dotados de prismáticos.
  • Los árbitros en bicicleta no son eficaces para el enjuiciamiento técnico y pueden estorbar más que ayudar. Para identificar la cabeza de la competición, masculina y femenina, la organización debe proporcionar sendos corredores con la adecuada señalización.
  • Habrá un tablón de sanciones próximo a la meta, de dimensiones adecuadas para que todos los competidores, sin abandonar el circuito, puedan comprobar su situación a cada paso por meta.
  • Los árbitros pueden advertir/aconsejar a los competidores que parecen no observar alguna de las reglas sancionables, o sancionarlos si persisten en su inobservancia, mostrándoles una tarjeta amarilla, y diciendo en voz alta el número del dorsal y la infracción cometida. Los árbitros deben tener un ayudante, proporcionado por la organización, debida y previamente instruido, que anotará el dorsal del infractor, hora e infracción cometida, transmitiendo estos datos, junto con el nombre del árbitro sancionador, al árbitro principal, para que su secretario proceda a su registro oficial, y al encargado del tablón, para su publicación en el mismo. Ningún árbitro podrá sancionar dos veces al mismo competidor.
  • Aparte de los árbitros de itinerario requeridos por cada circuito, habrá un árbitro principal, responsable de todo el arbitraje, y de las demás misiones que le asigne el reglamento. El árbitro principal podrá decidir la descalificación (tarjeta roja directa) del competidor que cometa una violación que reglamentariamente merezca tal sanción, especialmente en los últimos tramos de la competición.
  • El árbitro principal contará con un secretario, preferentemente árbitro, que llevará el registro oficial de sanciones y controlará su adecuado reflejo en el tablón.
  • De existir un árbitro de inscripciones y clasificaciones, éste puede ejercer la labor de secretario del árbitro principal, durante la competición.
  • Un encargado del tablón de sanciones, a ser posible, árbitro, reflejará las sanciones comunicadas por los árbitros, bajo la supervisión directa del secretario del árbitro principal.
  • Cuando el árbitro principal reciba tres notificaciones de tarjeta amarilla para un mismo competidor, de tres árbitros diferentes, el secretario le advertirá de este extremo y el árbitro principal mostrará la tarjeta roja, de descalificación, al infractor. El encargado del tablero reflejará esta situación en el mismo.

Si al poner en marcha este sistema, se observase un excesivo número de descalificaciones, o para evitar el desánimo en categorías inferiores, se puede contemplar la posibilidad de que la tercera tarjeta amarilla suponga una penalización en tiempo, advertida por el árbitro principal, dejando la descalificación para una cuarta tarjeta (siempre a cargo de un árbitro distinto de los anteriores), si ésta fuese necesaria. La alternativa del pit lane o del bucle de sanción supone un incremento del número de árbitros y unas necesidades de espacio, sin añadir ninguna ventaja sobre lo aquí apuntado.

Hagamos lo que hagamos, el arbitraje siempre será difícil y controvertido. Lo que pretendo con esta posible alternativa es una mayor implicación de los jueces, sin miedo a las consecuencia de un error en su juicio, con el consiguiente mejor enjuiciamiento de la competición, más equitativo para todos los participantes.

Mi humilde consejo a la FEDME es que se pruebe este mecanismo en alguna competición y, a la luz de los resultados de la posterior encuesta a jueces y participantes, se decida si merece la pena su implementación en próximas revisiones del reglamento.

Y aprovecho para reiterar la necesidad de grabar las competiciones para el posterior juicio crítico, así como la conveniencia de experimentar con medios técnicos de ayuda al arbitraje (cámaras fijas, drones, etc); el nuestro es un deporte nuevo, y no tenemos las rémoras “históricas” que arrastran otros deportes más viejos. Aprovechemos esta circunstancia para buscar la excelencia en su enjuiciamiento técnico.

Y ya sabéis, con competición o sin ella, sacad los bastones del paragüero, cada día.



viernes, 11 de mayo de 2018

La progresión técnica en la marcha nórdica


Si bien es cierto que no coincido con muchos de mis alumnos a la hora de mi práctica diaria de marcha nórdica, es raro que no me cruce cada día con varios de ellos que siempre, me agrada decirlo, me saludan cariñosamente por mi nombre. Yo siempre contesto al saludo, aunque no siempre recuerdo el nombre del saludado, cosa que, aunque comprensible, teniendo en cuenta el número de alumnos formados, siempre me deja mal sabor de boca… pero mi memoria es la que es, y no mejora con la edad. Espero que ellos lo entiendan y me disculpen, que no por no recordar su nombre los aprecio menos.

Pero no es de saludos, ni de memorias, de lo que quería hablar hoy, sino de la “deformación profesional” (yo prefiero llamarlo “celo pedagógico”) que me lleva a observar el grado de perfeccionamiento técnico que cada uno de ellos va alcanzando.

A pesar de que resulta evidente su progresión general, ese celo pedagógico me impulsa siempre a fijarme en lo que podrían hacer mejor, y me deja siempre con un comentario en los labios que, salvo muy raras excepciones, con gente con la que tengo gran confianza y amistad, se queda justo ahí, en los labios.

Y es que todos y cada uno de mis alumnos que veo practicando marcha nórdica de forma habitual se merecen el mayor de mis respetos y admiración. Desde el que hace podios en todas las competiciones nacionales en las que participa, hasta el que coge los bastones esporádicamente, pasando por toda la gama intermedia de nordimarchadores que, habiendo entendido la grandeza y ventajas de la práctica de este deporte, lo han colocado entre sus prioridades y lo practican, perfeccionando la técnica en mayor o menor grado.

No quiero, por tanto, vulnerar ese respeto con un comentario que, aún naciendo de un justificable interés de docente responsable, pudiera no ser bien entendido o recibido por la persona objeto del mismo. Es por eso que sólo en los contados casos en los que mi alumno me pide una opinión, yo procuro ayudarle mediante consejos a mejorar en la fase de perfeccionamiento técnico en la que se encuentre.

Lo mismo me sucede cuando observo un video, o imágenes en general, de una competición. Desde aquí he defendido la conveniencia (necesidad, diría yo) de grabar las competiciones, del modo más profesional posible, por la oportunidad que esta grabación proporciona a organizadores, jueces y competidores para diseccionar pausadamente y valorar su actuación y técnica durante la competición, con el objetivo principal de identificar áreas de mejora. Es algo que no cuesta mucho, ni en términos económicos ni de esfuerzo, y hablo con conocimiento de causa, ya que yo lo he hecho en las cuatro competiciones que he organizado.

Cierto es que cumple tratar estas imágenes con la delicadeza que se debe a cualquier cosa que entra en el terreno de lo personal. Es por esto que sólo he ofrecido comentarios sobre dichas imágenes a quienes me los han pedido, y he procurado limitar las imágenes compartidas con cada uno a aquellas del grupo reducido que incluía al interesado. Naturalmente, en los montajes realizados para cursos de formación de árbitros o competidores, no existen estas limitaciones, aunque he procurado limitar al máximo posible la facilidad de identificación de personas concretas mediante la ocultación de caras y dorsales, aunque esto no siempre es posible en un mundo en el que no hay tumba al soldado desconocido, porque todos nos conocemos.

La técnica es muy importante en la marcha nórdica. La competición sacrifica la técnica en aras de la velocidad y, muchas veces a costa de la propia salud. Cuanto más compitamos, más relevancia adquiere el perfeccionamiento técnico, para que durante los sacrificios de la competición, mantengamos una técnica suficiente que nos asegure la ausencia de tarjetas … y de lesiones (nunca debemos obviar las señales de alerta de nuestro cuerpo: cansancio y dolor).

Y el perfeccionamiento técnico depende del interés y el esfuerzo de cada uno. La marcha nórdica es un ejercicio simple y tanto la técnica como las pautas para el mejoramiento de la misma, deben quedar impresas en el nordimarchador desde el mimo día de su curso de iniciación. Es misión de todo buen instructor el que esto sea así.

El problema principal para el perfeccionamiento técnico es la falta de percepción objetiva de lo que hacemos en cada momento. En una entrada de febrero pasado, en este mismo blog (http://nordicartagena.blogspot.com.es/2018/02/propiocepcion-y-marcha-nordica.html), insistía sobre la importancia de la propiocepción del nordimarchador y daba un decálogo de puntos de referencia de auto-observación de la técnica que, junto con la observación de grabaciones, pueden ser una buena herramienta de ayuda en este empeño.

El entrenador personal es otra solución, pero mi experiencia me dice que son difíciles de encontrar (quiero decir los buenos, los que realmente saben lo que hacen) y, por ende, caros. Y además, utilizando esta vía corremos el grave peligro de caer en manos de los muchos “aficionados” que, a pesar de su supuesta buena fe, pueden causarnos daños irreparables … siendo igual de caros que los buenos.

Pero lo importante no es la competición, ni siquiera el perfeccionamiento técnico, sino que disfrutes con tus bastones cada día, de manera, que ¡al paragüero a por ellos!



viernes, 4 de mayo de 2018

61º CURSO GRATUITO DE INICIACIÓN A LA MARCHA NÓRDICA EN CARTAGENA


El domingo, 13 de mayo, de 08.00 a 13.00, tendremos un nuevo curso de iniciación a la marcha nórdica (el 6º de este año y 61º desde el 2012) en Cartagena, en el paseo de palmeras que hay junto al Parque de la Rosa, frente al UPPER (EuroSpar) de la prolongación de la calle de Juan Fernández https://www.google.es/maps/@37.620062,-0.9925477,15.5z . Tras esta sesión, en la que seguramente mejorarás tu forma de andar, estarás en condiciones de empezar a utilizar correcta y satisfactoriamente los bastones, adquirirás los conocimientos teórico-prácticos necesarios para auto-perfeccionar la técnica y poder aumentar así sus beneficios. Si quieres asistir, lee, rellena, revisa y envía el siguiente formulario: https://goo.gl/forms/qb5Z5BUCXW5po1822
El curso es gratuito y abierto a no socios; los niños son muy bienvenidos, acompañados de un adulto responsable; sólo necesitas traer ropa cómoda, zapatillas de deporte (aconsejable guantes finos o de ciclismo, gorra y gafas para el sol) y dos bastones de marcha nórdica. Si no los tienes, el CExCartagena te los prestará para el curso. Los bastones de senderismo también se pueden utilizarse para este deporte, de manera que, si tienes, puedes traerlos. No se trata de una excursión sino de una actividad de aprendizaje práctico que, aún no siendo de gran intensidad física, no está exenta de riesgo de caídas y exige cierto esfuerzo. Si tienes alguna lesión cardíaca, o algún otro problema que pueda dificultar tu participación, consulta con tu médico antes de asistir.
Para cualquier duda, contacta directamente conmigo,
José Antonio Pérez González (Piri) - 659657981 (nordicartagena@outlook.com).

miércoles, 2 de mayo de 2018

RECORDATORIO

I TROFEO MARCHA NÓRDICA MAR MENOR

El próximo 27 de mayo tendrá lugar la competición del asunto, organizada por nuestro compañero Antonio Lois y la Asociación Deportiva Games Sport.  Desgraciadamente, yo no puedo participar ese día, pero desde aquí invito a todos los que tengan suficiente técnica y les atraiga la competición, a que lo hagan.  Es una buena oportunidad para probar otra forma de hacer marcha nórdica, y cerca de casa.  En el enlace siguiente:
 http://adgs.es/eventos/marchanordica.html
tenéis toda la información sobre la prueba, incluida la pasarela de inscripción.  ¡Ánimo!

martes, 24 de abril de 2018

LICENCIA FEDERATIVA DE MARCHA NÓRDICA


Con frecuencia me preguntan mis alumnos sobre la necesidad o conveniencia de tener la licencia federativa de montaña para practicar la marcha nórdica. En esta entrada, y partiendo de la base de mis limitados conocimientos al respecto, voy a tratar de responder a esta pregunta.

Dice el Real Decreto 849/1993, de 4 de junio, por el que se determina las prestaciones mínimas del Seguro Obligatorio Deportivo que “La especificidad de los riesgos que conlleva la práctica del deporte de competición en determinadas modalidades y la necesidad de garantizar un marco de seguridad sanitaria alrededor de dicha práctica motivaron la inclusión en la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, de una prescripción, contenida en su artículo 59.2, señalando la obligatoriedad para todos los deportistas federados, que participen en competiciones oficiales de ámbito estatal, de estar en posesión de un seguro que cubra los riesgos para la salud derivados de la práctica de la modalidad deportiva correspondiente.”

Más adelante, el mismo RD dice que “Las Federaciones deportivas españolas y las de ámbito autonómico integradas en ellas entregarán al deportista asegurado, en el momento de expedición de la licencia deportiva que habilita para la participación en competiciones oficiales de ámbito estatal y conjuntamente con ella, el certificado individual del seguro, que, como mínimo, contendrá menciones a la entidad aseguradora, al asegurado y al beneficiario, así como los riesgos incluidos y excluidos y las prestaciones garantizadas.”

De los dos párrafos anteriores se desprende que el seguro sanitario que se menciona (no la licencia federativa) sólo es necesario para participar en competiciones oficiales de ámbito estatal, es decir, según lo entiendo yo, para participar en campeonatos de España, competiciones de la copa de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), y (esto sería discutible) otras competiciones de ámbito regional que se incluyan en el ranking FEDME. En cualquier caso, es facultad del organizador de cada competición decidir las condiciones para inscribirse en la suya, y esas condiciones pueden incluir, o no, la necesidad de estar federado. La responsabilidad civil del organizador queda cubierta con la contratación de un seguro sanitario individual (con la misma cobertura que el de la licencia federativa) para el día de la prueba, para cada uno de los participantes, algo que yo he hecho por menos de 3€ para aquellos que no contaban con dicha licencia.

La Federación de Montañismo de la Región de Murcia (FMRM), desde octubre del 2014, y la FEDME, desde junio del 2015, incluyen la marcha nórdica como una de sus actividades deportivas, y ha sido así reconocido por el Consejo Superior de Deportes (CSD). Si preguntas en tu federación regional de montaña, te dirán que la licencia federativa es algo que debes tener para practicar este deporte. Naturalmente: su fuerza económica y social se basa principalmente en el número de licencias que hagan cada año. Sin embargo, ya hemos visto que sólo en el caso de las competiciones oficiales puede ser exigible un seguro similar al cubierto por la licencia federativa (ni siquiera la propia licencia).

La practica habitual de la marcha nórdica, fuera de las competiciones, tiene pocos riesgos y todos ellos están cubiertos por la seguridad social o los seguros particulares que cada uno contrate. Si alguien tropieza haciendo marcha nórdica y se rompe, pongamos, una pierna (cosa mucho más improbable que tropezar y tener el mismo resultado simplemente yendo a comprar al súper de la esquina), sólo tendrá que acudir a su centro médico o ambulatorio para ser atendido y, si tiene suerte (que esa es otra), curado.

La inclusión de la marcha nórdica en las federaciones de montaña ha sido un mal negocio para los nordimarchadores, al menos para los nordimarchadores que quieran tener una licencia deportiva. A pesar de que la práctica de la marcha nórdica (al menos en la región de Murcia) está cubierta por el tipo de licencia de montaña más barata, vemos en la figura adjunta que nuestro deporte se equipara con actividades como el senderismo o el montañismo que, puedo asegurar como practicante de ambos, engloban riesgos mucho mayores y, por tanto, es lógico pensar que los nordimarchadores estamos sufragando parte de los costes de sus seguros, ya que las compañías aseguradoras revisan anualmente sus primas en función del número de accidentes de cada póliza que han tenido que cubrir en el período anterior.

Aparte de las coberturas sanitarias, las licencias federativas suelen proporcionar otras ventajas, que cada usuario es libre de utilizar o no, tales como el acceso a escuelas formativas de la federación (normalmente previo pago del coste de los cursos), descuentos en albergues y refugios, y ofertas o descuentos en ciertos establecimientos de material deportivo, todo ello sujeto a las condiciones específicas de cada licencia, lugar y momento.

Resumiendo, si no vas a competir, o no practicas fuera de los entornos urbanos o de fácil acceso, no necesitas una licencia federativa para practicar este completo, seguro y equilibrado deporte. Por otro lado, si quieres competir o andar por lugares complicados de montaña, debes plantearte el federarte: búscate un buen club deportivo que te aconseje y te gestione la licencia porque, a la postre, te resultará más rentable que gestionarla directamente con la federación, si es que te permiten esta opción.

Pero con licencia, o sin ella, no olvides que lo realmente importante es sacar los bastones del paragüero, cada día.  Y recuerda que tu práctica debe ser LSD: Lúdica (que te divierta), Sana (que no te hagas daño) y Deportiva (que trabajes todo tu cuerpo).

jueves, 12 de abril de 2018

Competición en Santa Ana la Real - Crónica de Antonio Lois

El pasado fin de semana tuvo lugar la IV Prueba de Marcha Nórdica Santa Ana la Real / Copa de Andalucía de Marcha Nórdica 2018 / II Prueba de Ranking FEDME 2018.  12 km en dos vueltas a un circuito entre urbano y de montaña, organizada por el Ayuntamiento de Santa Ana la Real y el Grupo de Montaña y Marcha Nórdica Trepamundo.  Nuestro compañero Antonio Lois ha tenido la gentileza de pasarnos la siguiente crónica.  

SÁBADO, 7 DE ABRIL
II Encuentro Andaluz de Marcha Nórdica, con charlas e intercambio de experiencias de monitores andaluces diplomados de la FAM, con ponentes como Juan Antonio Jara, José Antonio Hidalgo, David Gil, Rafael López, y Toño Campoamor; coordinados por Javier Ramos, responsable de formación del Comité Andaluz de MN. Se nombraron Monitores del Año a María Maestro del CEM (Club Excursionista de Marbella) y a Rafael López de Nordic Walking Jaén. Se homenajeó a los mejores deportistas del 2017: Pablo Ariza y Aratxa Pinedo. Esta última no se encontraba presente, pero se conectó con ella por videoconferencia en directo. Después hubo una comida en un bar de la localidad y una ruta guiada por el Bosque de las Letras. El resto de la tarde se dedicó a la entrega de dorsales, al brifing y a una degustación de jamón.

DOMINGO, 8 DE ABRIL
El recorrido fue el mismo que el pasado campeonato de España, aunque con una vuelta menos. Es de reconocer el esfuerzo realizado por el Ayto de Santa Ana la Real para mejorar el recorrido, rellenado con arena y graba desniveles de los caminos; aunque la lluvia caída se llevó parte del material depositado y en algunos lugares, facilitó la formación de zonas de fango, muy resbaladizas.
El primer tramo de la carrera, en pendiente positiva, facilitó que se alargara el pelotón y que no se produjeran aglomeraciones que hubiesen aumentado el peligro.
El tiempo acompañó, pero el terreno irregular, con fango, piedras sueltas y pendientes cortas pero empinadas, dificultó la práctica de la marcha nórdica y varios marchadores se lesionaron.
Buena actuación de los árbitros que realizaron 29 amonestaciones a 18 marchadores. Se observa como a medida que se van celebrando competiciones, los árbitros se van implicando más y se comportan de forma más activa. El recorrido muy compartimentado por las zonas boscosas no facilitó la movilidad de los árbitros.
Finalizada la prueba, la clasificación se hizo pública en poco tiempo. Los resultados se mostraron en un tablón y en un monitor de grandes dimensiones.
Todas las actividades se celebraron con puntualidad, orden y según lo programado.

Desde este blog mis más sinceros deseos de una pronta y completa recuperación a todos los lesionados, empezando por nuestra querida campeona y amiga Regina, y la petición reiterada a la FEDME para que vele por la selección de circuitos de competición aptos para la práctica de la marcha nórdica en toda su extensión y que no pongan en peligro la integridad física de los participantes. 

martes, 10 de abril de 2018

Curso gratuito de iniciación a la marcha nórdica en Cartagena


El domingo, 22 de abril, de 08.30 a 13.00, tendremos un nuevo curso de iniciación a la marcha nórdica (el 4º de este año) en el paseo de palmeras que hay junto al Parque de la Rosa, frente al UPPER (EuroSpar) de la prolongación de Juan Fernández https://www.google.es/maps/@37.620062,-0.9925477,15.5z . Tras esta sesión, en la que seguramente mejorarás tu forma de andar, estarás en condiciones de empezar a utilizar correcta y satisfactoriamente los bastones, adquirirás los conocimientos teórico-prácticos necesarios para auto-perfeccionar la técnica y aumentar sus beneficios. Si quieres asistir, lee, rellena, revisa y envía el formulario siguientehttps://goo.gl/forms/LzN18J4MF8vicXa82
El curso es gratuito y abierto a no socios; los niños son muy bienvenidos, acompañados de un adulto responsable; sólo necesitas traer ropa cómoda, zapatillas de deporte (aconsejable guantes finos o de ciclismo, gorra y gafas para el sol) y dos bastones de marcha nórdica. Si no los tienes, el CExCartagena te los prestará para el curso. Los bastones de senderismo también pueden utilizarse para este deporte, de manera que, si tienes, puedes traerlos. No se trata de una excursión sino de una actividad de aprendizaje práctico que, aún no siendo de gran intensidad física, no está exenta de riesgo de caídas y exige cierto esfuerzo. Si tienes alguna lesión cardíaca, o algún otro problema que pueda dificultar tu participación, consulta con tu médico antes de asistir.

viernes, 6 de abril de 2018

MANIPULACIÓN DE BASTONES DURANTE LA COMPETICIÓN DE MARCHA NÓRDICA


Uno de los muchos temas contradictorios del actual Reglamento de Competiciones de Marcha Nórdica (RCMN) de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) es el relativo a la manipulación de los bastones durante las competiciones de este deporte, ya sea para poner o quitar tacos de goma (pads de asfalto), para liberar las manos en los avituallamientos, o para cualquier otro uso, como podría ser alargar o acortar la longitud de los bastones, hidratarse, sustituir material defectuoso, etc.

En la versión actual del RCMN, se hace mención de estos asuntos en los siguientes apartados, que copio aquí para facilitar la tarea del lector interesado (lo entrecomillado es transcripción verbatim del reglamento, excepto los subrayados, que son añadidos míos para llamar la atención del lector sobre aspectos clave).

8.6 - Si un marchador durante la competición tiene la necesidad de ajustar los bastones, substituir los tacos de goma (pads) o tuviera la necesidad de hidratarse o tomar alimentos, necesariamente deberá hacerse a un lado del circuito sin obstaculizar a los demás marchadores y tener mucho cuidado cuando trabaje con los bastones, nunca dejarlos en el suelo en el trazado de la prueba.”

Según esto, sería discutible si el competidor debería salirse completamente del circuito, o incluso si debería detenerse, sin embargo, en el apartado 10 califica como falta leve, sancionable con tarjeta blanca:

5. No detenerse para efectuar alguna acción descrita en los puntos 8.5 y 8.6
6. Una segunda advertencia por un mismo motivo equivale a una TARJETA AMARILLA.”

Cuando ya parece que empezamos a tenerlo claro:

14.9 - La organización del evento, de común acuerdo con el equipo arbitral, podrá determinar el uso obligatorio de tacos de goma durante todo el recorrido, o en un tramo, para lo que se señalizará una zona especial de no más de 25 metros al inicio y al final del tramo, donde los marchadores podrán soltarse las dragoneras para colocar o quitar los tacos. En ningún caso se podrá correr en dicho tramo.” … es decir, que como correr no se puede ni en este ni en ningún tramo (estamos haciendo marcha), lo que parece querer decir el RCMN es que que en esos 25 metros se pueden poner y quitar tacos sobre la marcha.

O sea, que sí, pero que no, pero que todo lo contrario. Exactamente la concreción, consistencia y claridad que cualquier competidor busca en un reglamento. Por no hablar de los árbitros, que cuentan con una herramienta clara, concisa y concreta, para resolver sus dudas ¿o no? Sigo preguntándome como alguien puede arbitrar con esto.

Para completar el cuadro, el punto 18.6 dice queEl marchador, al llegar a una zona habilitada por la organización para el avituallamiento o hidratación, podrá seguir avanzando pero deberá tener desenganchadas sus dragoneras de los bastones para evitar molestias o tropiezos con los otros marchadores, con la obligación de tener los bastones con las puntas hacia abajo y pegados a su propio cuerpo. Quedará prohibido correr en esa zona.” En primer lugar, esto debería ser sólo para los marchadores que vayan a hace uso del avituallamiento. En segundo lugar, no todas las “dragoneras” tienen sistema de suelta rápida. Según está redactado, los árbitros deberán amonestar a todo el que pase por una zona de avituallamiento con “dragoneras” enganchadas a sus bastones, tengan suelta rápida o no, … vayan a usar el avituallamiento o no.

En fin …

No me consta que se hayan establecido zonas de cambio de tacos en competiciones realizadas hasta ahora, ni tengo noticia, si ha sucedido, de qué medidas se han habilitado para solucionar el galimatías del RCMN al respecto. Sin embargo, en el I Trofeo de Marcha Nórdica Mar Menor (ver entrada anterior de este blog) hay actualmente previstas hasta 12 operaciones de poner o quitar tacos, sin contar los pasos por avituallamientos, y me preocupa sobremanera el asunto, no porque quede suficientemente claro para árbitros y competidores (ya he puesto esto en conocimiento de la organización y estoy seguro de que el reglamento de la prueba recogerá aclaraciones al respecto), sino, y sobre todo, porque la manipulación de bastones durante una competición puede suponer un serio peligro para los participantes, si estos no han sido instruidos sobre la forma de hacerlo, y han practicado frecuentemente la maniobra correcta.

La que yo practico es la siguiente:
  1. Soltar los dos bastones (un elemento de suelta rápida que se pueda manipular con la misma mano del bastón es más que recomendable).
  2. Sujetar los dos bastones juntos, verticales, siempre delante del cuerpo del competidor y elevarlos lo suficiente para acceder a las puntas (alternativamente, se pueden girar ambos bastones en el sentido de la marcha, para colocar las puntas hacia arriba).
  3. Colocar o quitar los tapones (que irán convenientemente situados en una riñonera o alojamiento accesible en la parte delantera del cuerpo). Los tapones encajan normalmente por fricción, sin sistema de rosca, sin embargo, el vacío que se suele formar entre puntas y tacos aconseja poner y quitar estos imprimiéndoles un ligero movimiento de rosca, siempre a derechas, si tenemos bastones ajustables en altura que se pueden aflojar si intentamos quitar los tacos a izquierdas.
  4. Volver a ajustarse los bastones a las manos y retomar la técnica diagonal, una vez comprobado que no dificultaremos la progresión de otros competidores.

En las competiciones, siempre tratamos de ser más rápidos que los demás. Estas operaciones, ajenas a la pura técnica de marcha, pueden suponer un tiempo precioso si queremos hacer podio, pero, sobre todo, no deben nunca poner en peligro la integridad física del resto de los competidores.

Y recuerda, compitas o no, con tacos o sin ellos, no dejes de sacar tus bastones del paragüero, ¡todos los días!

viernes, 30 de marzo de 2018

I TROFEO MARCHA NÓRDICA MAR MENOR

El próximo 27 de mayo tendrá lugar la competición del asunto, organizada por nuestro compañero Antonio Lois y la Asociación Deportiva Games Sport.  Desgraciadamente, yo no puedo participar ese día, pero desde aquí invito a todos los que tengan suficiente técnica y les atraiga la competición, a que lo hagan.  Es una buena oportunidad para probar otra forma de hacer marcha nórdica, y cerca de casa.  En el enlace siguiente:
 http://adgs.es/eventos/marchanordica.html
tenéis toda la información sobre la prueba, incluida la pasarela de inscripción.  ¡Ánimo!

También os recuerdo que sigue abierto el plazo de inscripción para la prueba no competitiva de marcha nórdica V Carrera Popular Prometeo, el 15 de abril, en Torre Paacheco.  Una bonita iniciativa solidaria que publiqué en el enlace siguiente:
http://nordicartagena.blogspot.com.es/2018/03/marcha-nordica-en-torre-pacheco.html

Y ya sabéis, vayáis o no, no olvidéis sacar los bastones del paragüero, ¡todos los días!


jueves, 29 de marzo de 2018

SESIÓN DE TÉCNICA Y RITMO DE MARCHA NÓRDICA


Cartagena, domingo 08 de abril de 2018
(SÓLO PARA INICIADOS QUE PRACTICAN)
Si hiciste un curso de iniciación a la marcha nórdica y te has aficionado a este maravilloso deporte, seguro que habrás mejorado mucho desde aquel día, pero también es posible que sigas “peleando” para conseguir que tu mano se acerque o pase de la cadera cada vez que empujas el bastón. No se trata de un capricho. Si realmente queremos conseguir la amplitud de movimientos que vimos en el curso de iniciación y que es esencial para obtener los máximos beneficios físicos y de salud de nuestra práctica habitual, es necesario que seamos capaces de prolongar el impulso sobre nuestros bastones tan atrás como nos sea posible.
Éste es el primer objetivo de esta sesión, que tendrá lugar el próximo 8 de abril, domingo, en el mismo lugar dónde hicimos el curso de iniciación (paseo de palmeras, frente al Upper, EuroSpar, junto al Parque de la Rosa https://www.google.es/maps/@37.620062,-0.9925477,15.5z), de 08:30 a 13:00. Pero este no es nuestro único objetivo para esta completa sesión: comenzaremos con un calentamiento específico para marcha nórdica, repasaremos conceptos, consejos y ejercicios de perfeccionamiento técnico, haremos una introducción a la marcha nórdica competitiva, repasando reglas y practicando sistemas de rotura del ritmo habitual, practicaremos una aproximación al entrenamiento basado en el FARTLEK NÓRDICO MUSICAL y concluiremos con unos ejercicios de estiramiento centrados en el deporte realizado. Es posible que en esas cuatro horas y media no consigamos mejoras espectaculares, pero seguro que sales con una idea clara de cómo progresar en tu práctica habitual.
Esta sesión, como todas, es gratuita, auspiciada por el Centro Excursionista de Cartagena (CExCartagena), pero está abierta a todos los iniciados en este deporte, vengan de dónde vengan, hayan hecho su curso de iniciación con nosotros o no. Si quieres asistir, lee, rellena y envía este  FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN y sé puntual; ropa de “sudar”, zapatillas de deporte (aconsejable guantes finos o de ciclismo, gorra y gafas para el sol) y tus dos bastones de marcha nórdica. Los bastones normales de senderismo, como ya sabes, también pueden utilizarse sin mayor problema, así que, si estás haciendo marcha nórdica con bastones de este tipo, tráelos.
No se trata de una excursión sino de una actividad de aprendizaje práctico que, aún siendo de moderada intensidad física, exige un cierto esfuerzo y no podemos excluir el riesgo de tropiezos y caídas. Si tienes alguna lesión cardíaca, o dudas que esta actividad sea adecuada para tu condición física o de salud, consulta con tu médico antes de asistir. No podrán participar en esta sesión quienes no hayan hecho un curso de iniciación, no practiquen habitualmente y/o no dispongan de bastones.
Estamos convencidos de que la marcha nórdica es la mejor actividad física conocida, por eso queremos ayudarte a mejorar tu técnica y, con ella, tu disfrute y aprovechamiento del correcto uso de los bastones. Te esperamos.
Puedes consultar cualquier duda con el instructor, José Antonio Pérez González (Piri), nordicartagena@outlook.com (659657981).

CENTRO EXCURSIONISTA DE CARTAGENA