domingo, 24 de septiembre de 2017

Competición y entrenamiento: El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra

Siento una gran curiosidad por saber qué es lo que lleva a la gente a practicar marcha nórdica. Muchos, como yo, vienen del mundo de la montaña y el senderismo, dónde han descubierto, normalmente a través de un largo proceso, las ventajas de utilizar los bastones en su afición, a veces un poco forzados por la pérdida de capacidades que va pareja con el cumplir años (todavía hay muchos en el mundo de la montaña que consideran que utilizar bastones es signo de flojera).

Sin embargo, han sido muchos más los que me han confesado que han llegado a la marcha nórdica desde el mundo de las carreras y la competición, en montaña, trail, maratones y medias maratones, cuando, forzados por una lesión, bastante común en estos macroesfuerzos, se han visto obligados a parar, pero el demonio de la competición, que les siguió pinchando, les trajo a investigar esta nueva “tierra prometida” de competiciones con bastones, como un paso intermedio entre lo que hacían y el deporte paralímpico.

Hace ya cuatro años que empecé a interesarme por las competiciones de marcha nórdica. Las veía yo, en aquél entonces, como una solución a la escandalosa edad media de los practicantes de nuestro deporte. Pensaba yo que la competición añadiría un incentivo a este deporte de “viejos y perjudicados” (la frase no es mía), que lo podría hacer más atractivo para jóvenes y adolescentes. De manera que comencé a participar en lo que había, primero de la mano de ese gran aficionado que es Andrés Hidalgo (Qanzio), en un tiempo (añorado), en el que los cuatro locos que nos atrevíamos a competir, éramos amigos, o al menos, nos comportábamos como tales.

Aparte del efecto balsámico para la edad media de los prácticantes de marcha nórdica, que todos esperábamos de las competiciones y que, desgraciadamente, no se ven, o no con la claridad y rapidez que deseábamos, sin duda la competición es también un incentivo para la práctica de este deporte por parte de muchos que no están tan convencidos como yo de que ésta es la mejor actividad física que un ser humano puede practicar. Una competición en el horizonte es un aliciente para practicar con asiduidad o, al menos, con más asiduidad de la normal.

Hasta ahí bien. Porque todo lo demás de la competición, para mí, es negativo. La competición puede devolvernos al tropiezo con la piedra del sobreesfuerzo, por encima de nuestras capacidades, a lesiones (a lo peor, a esas mismas lesiones por las que un día nos pasamos a la marcha nórdica), a la práctica de una técnica defectuosa o poco saludable (velocidad y técnica no suelen ser buenas compañeras de viaje), y a dejar de disfrutar de nuestros bastones y de los efectos beneficiosos que una práctica saludable y sensata sin duda tiene.

Pero aún hay más. Últimamente me estoy encontrando con gente que, ya con unos años, como la mayoría de los que hacemos ésto, se dedica a entrenar para las competiciones, poniéndose en manos de algún gurú que parece prometer elevarlos al olimpo de los records, y los podios, desgraciadamente, con frecuencia, desconocedor de la técnica de nuestro deporte y de las limitaciones de la edad. Y así pasa lo que pasa: vuelta a la piedra de las lesiones.

Pero eso, con todo lo que es, no es todo. Resulta que, aquel afortunado nordimarchador que agarró los bastones huyendo del lesivo mundo de las carreras de largo aliento, ahora, en el entrenamiento para la competición de marcha nórdica, se pega importantes palizas CORRIENDO. Es decir, que no entrena simplemente haciendo su marcha nórdica, con mayor o menor rapidez y distancias, o mejor o peor técnica, sino que, despreciando el bastonil elemento salvático, que lo sacó de su triste situación, vuelve a CORRER, para preparar sus competiciones de marcha nórdica (?!). Mon Dieu! ...que diría un gabacho.


Por favor, recapacitemos. Si correr te destrozó, y los bastones te devolvieron a la vida, ¡no dejes de utilizarlos para volver a correr, para competir en marcha nórdica! Sé sensato. Compite todo lo que quieras, pero sé consciente de la edad que tienes y de tus posibilidades. La competición no debe evitar que disfrutemos a diario de nuestros bastones. El cumplir años nos debe servir, sobre todo, para saber cómo disfrutar al máximo de los años que nos quedan. Volver a cometer los errores que nos dañaron, no es el mejor camino porque, además, cada lesión es más difícil de recuperar con cada año que pasa. Practica todos los días, con una buena y saludable técnica, y eso debe ser suficiente para que, si te apetece, puedas participar de forma segura en cualquier competición. Pero, por lo que más quieras, no dejes los bastones en el paragüero para entrenar para una competición de marcha nórdica. ¡Porfa!

lunes, 18 de septiembre de 2017

SOBRE LA SERIEDAD Y EL RESPETO

Ayer retomamos nuestros cursos de iniciación a la marcha nórdica, tras el parón estival.  Fue un buen curso, del que espero que la mayoría de los 27 asistentes, se enganchen a este maravilloso deporte y obtengan de su práctica habitual todos los beneficios y el disfrute que puede dar.  Tengo que agradecer muy especial y cariñosamente la inestimable colaboración de Marisol Villalgordo, una instructora murciana, evangelista de la marcha nórdica, que siempre está dispuesta a echar una mano cuando se la necesita. ¡Chapeau! ... que diría un gabacho.

Pero no es este pequeño resumen de la sesión de ayer la verdadera razón de esta entrada, tal como se puede deducir del título de la misma.

Siempre he considerado que la base fundamental de las relaciones humana, de todo tipo, está en la seriedad y el respeto de los elementos que integran cada uno de los diferentes grupos sociales.  Ayer, hubo trece personas que, habiéndose inscrito para el curso, ni aparecieron, ni se disculparon en forma alguna.  No puedo entender ni justificar semejante comportamiento.  No se trata sólo de una falta de urbanidad (léase, educación) y respeto hacia personas que dedican, graciosamente, su tiempo y su esfuerzo a ofrecerles algo que consideran que puede ser beneficioso para los que asisten a estos cursos.  Me duele, sobre todo la desconsideración y falta de respeto hacia todos aquellos que, teniendo interés por asistir a este curso, no se han podido inscribir porque el cupo (limitado por el número de bastones disponibles para prestar a los alumnos) ya estaba cubierto.  Me duele, sobre todo, por esas trece personas más que podrían haberse beneficiado de este curso si las trece que no asistieron,, simplemente, hubiesen avisado que que no podrían asistir, así, sin más.

Y me entristece aún más el convencimiento de que, si hubiese cobrado por la inscripción, la mayoría de esos trece habrían aparecido.  Que pena que diez cochinos euros tangan más tirón que la seriedad y el respeto que tan bien le vendría a nuestra sociedad.

Escribo esto en la esperanza de que alguna de estos trece desconsiderados lo lea, reflexione, y corrija su actitud, si es que puede.  ¡Cuesta tan poco!

¡Pais..!   ...que diría Forges.  En fin, a los que habéis hecho el curso, y a todos los nordimarchadores, un cariñoso recordatorio de que saquen sus bastones del paragüero.... todos los días, si es posible.

sábado, 16 de septiembre de 2017

11 km solidarios de Cieza

Me he apuntado para la prueba del título de esta entrada.  Los que se inscriben durante el mes de septiembre, tienen 2€ de descuento.  La prueba, que se celebra el domingo 3 de diciembre, tiene lugar en el marco de media maratón de Cieza, con un recorrido, mayormente urbano, pero muy bonito, sobre dos vueltas a un circuito.  Si te apuntas a los 11 km solidarios sólo das la primera vuelta.  Hay 2h30' para completar el recorrido, de manera que no hay problema.

Yo siempre me apunto incluyendo en observaciones: PARTICIPARÉ HACIENDO MARCHA NÓRDICA (ANDANDO CON BASTONES).  SALDRÉ TRAS TODOS LOS CORREDORES, PARA NO ESTORBAR, Y COMPLETARÉ EL RECORRIDO DENTRO DEL TIEMPO PERMITIDO EN EL REGLAMENTO.  Esta va a ser mi cuarta participación consecutiva.  El primer año fui yo sólo; el segundo, fuimos dos, y el tercero, el año pasado, 17.  A ver si este año seguimos con la progresión.

Como he dicho en otras ocasiones, me encanta participar en estas pruebas en las que, a pesar de no ser una competición de marcha nórdica, vives todo el ambiente competitivo, sin  ninguno de sus inconvenientes, y el recorrido lo haces a tu aire, disfrutando de tus bastones, a buen paso, si es lo que te pide el cuerpo.  Es lo que yo llamo un "ritmo competición".

En el enlace siguiente tenéis toda la información sobre la prueba y la pasarela para la inscripción:
Si os inscribís, no olvidéis incluir en observaciones las palabras en mayúsculas de arriba.  Siempre es conveniente, para que luego no salga nadie cuestionando tu participación con bastones.  A mí nunca me ha pasado, pero sé de compañeros que han tenido problemas con esto (no en esta prueba).

Pero aunque no vayas, no te olvides de los bastones: la vida en un paragüero, sin que nadie te saque todos los días, es muy triste.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Maximum Revolcadorees - Marcha nórdica en montaña

Preciosa prueba ayer en Inazares, la localidad más montañera de la Región de Murcia.  Fueron 15200 metros, con unos 500 m de desnivel acumulado de subida y otros tantos de bajada.  Muy bien organizada, con un tiempo  excelente para la práctica deportiva. Una gozada para todos los amantes de la marcha nórdica que participamos y compartimos mesa y mantel tras la prueba.

Confirmo mi convencimiento de la dificultad de organizar competiciones de marcha nórdica en montaña, pero la misma seguridad de que la montaña es un sitio ideal para disfrutar de tus bastones, en plena naturaleza, con una técnica flexible, capaz de adaptarse a las irregularidades del terreno, que, además de proporcionarte los máximos beneficios en términos de salud y propulsión, te garanticen la máxima seguridad.

Lo de menos el tiempo invertido en cubrir el recorrido.  En el enlace siguiente lo tenéis.  
Los dos primeros fueron un corredor y un senderista-corredor, que se inscribieron en la prueba equivocada.  Los tres primero del CExCartagena, que va consolidando su afición a la marcha nórdica competitiva en un bonito proyecto de equipo (y no estuvieron todos).

Muchas gracias a Isidro por su esfuerzo en fomentar la práctica de la marcha nórdica en el noroeste murciano y por esta oportunidad de disfrutar de nuestro deporte en ese bonito rincón de nuestra Comunidad.

Pero ya sabéis, lo importante es sacar los bastones del paragüero todos los días.


miércoles, 6 de septiembre de 2017

Nuevo Curso de Iniciación a la Marcha Nórdica en Cartagena

El domingo, 17 de septiembre, de 08.00 a 12.30, el Centro Excursionista de Cartagena (CExCartagena) organiza un nuevo curso de iniciación a la marcha nórdica (el 8º de este año, 1º tras el parón estival en Cartagena) en el paseo de palmeras que hay junto al Parque de la Rosa, frente al UPPER (EuroSpar) de la prolongación de Juan Fernández https://www.google.es/maps/@37.620062,-0.9925477,15.5z . Tras esta sesión, en la que seguramente mejorarás tu forma de andar, estarás en condiciones de empezar a utilizar correcta y satisfactoriamente los bastones, y adquirirás los conocimientos teórico-prácticos necesarios para auto-perfeccionar la técnica y aumentar sus beneficios. Si quieres asistir, rellena, comprueba y envía el formulario siguiente: https://goo.gl/forms/19CePCa0q4Ro85Bu1 
El curso es gratuito y abierto a no socios; los niños son muy bienvenidos, acompañados de un adulto responsable; sólo necesitas traer ropa cómoda, zapatillas de deporte (aconsejable guantes finos o de ciclismo, gorra y gafas para el sol) y dos bastones de marcha nórdica. Si no los tienes, el CExCartagena te los prestará para el curso. Los bastones normales de senderismo no son los mejores para esta práctica deportiva, aunque pueden utilizarse sin mayor problema. No se trata de una excursión sino de una actividad de aprendizaje práctico que, aún no siendo de gran intensidad física, no está exenta de riesgo de caídas y exige cierto esfuerzo. Si tienes alguna lesión cardíaca, o algún otro problema que pueda dificultar tu participación, consulta con tu médico antes de asistir.
Por otra parte, a la vista de la dificultad para comprar bastones adecuados de marcha nórdica en nuestra ciudad, el CExCartagena facilita la adquisición de bastones a los alumnos que lo deseen, a precio de coste (31€/par). Si tienes intención de adquirir bastones, procura traer el dinero justo. Si no tenemos en el momento del curso, intentaremos conseguírtelos. Haremos cuanto esté en nuestra mano para que puedas practicar este fabuloso deporte.
Para cualquier duda, contacta directamente conmigo,

José Antonio Pérez González (Piri) - 659657981 (nordicartagena@outlook.com).

martes, 5 de septiembre de 2017

NORDICARTAGENA 2017 - NUEVA ACLARACIÓN

¡Vaya! Se ve que cada vez me explico peor.  Debe ser que los años no pasan en balde.  Hoy he vuelto a tener quejas de que organizo cosas para gente muy experta y abandono a los menos preparados.

Nada más lejos de mi intención.  La marcha nórdica, como reza el lema de Nordicarrtagena, es para todos y para todo.  Este taller, en concreto, es para gente que quiera profundizar un poco en el tema del mismo: la marcha nórdica en la montaña.  Y lo mismo vale para gente muy experta, que tenga cosas que contar,  y de la que estaremos encantados en aprender, y para gente que, simplemente, quiera quitarse el miedo a ir con los bastones por estos lugares, pasando por la mayoría, que normalmente van al monte con sus bastones, pero piensan que podrían hacerlo mejor, si reflexionamos juntos sobre la forma lógica de hacerlo.

Y ya no digo más sobre este asunto... quien se anime, tiene hasta el domingo para decidirse e inscribirse... si antes no llegamos al límite de 30.

Y te apuntes o no, no dejes de sacar los bastones del paragüero, cada día, sin falta.

sábado, 2 de septiembre de 2017

Formación en marcha nórdica por la Escuela Madrileña de Alta Montaña

Se trata de 4 módulos diferentes que se pueden realizar de forma independiente o en conjunto, entre septiembre y enero próximos, impartidos por Bernd Goldsmith, mi primer formador como instructor de marcha nórdica, un magnífico profesional de esta materia.  Cada módulo consta de 8 horas lectivas y el precio por módulo es de 55€.  Los módulos cubren técnicas, entrenamiento, unión de cuerpo y mente en la naturaleza (!?) y especialidades.  En el enlace siguiente tenéis toda la información y el acceso a las inscripciones:
http://www.fmm.es/actividades-de-montana/marcha-nordica/noticias-marcha-nordica/item/2173-formaci%C3%B3n-en-marcha-n%C3%B3rdica
Pero vayáis o no a estos u otros cursos, sacad los bastones del paragüero todos los días y obtendréis magníficas contraprestaciones, sin coste adicional. Lo que vais a gastar de más por el incremento en  desgaste de zapatillas os lo ahorraréis con creces en gastos de farmacia.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Escuela de Tecnificación de Carrera por montaña y Marcha Nórdica

La Federación de Montañismo de la Región de Murcia (FMRM) acaba de anunciar la "apertura de la Escuela de Tecnificación de Carrera por montaña y Marcha Nórdica. El objetivo de la escuela será instaurar en el deportista una buena ejecución de la carrera o marcha desde el punto de vista del principiante; y por otro lado, perfeccionar y profundizar en la técnica y planificación de entrenamiento del deportista avanzado en esta modalidad."

En el enlace siguiente tenéis toda la información, así como las instrucciones para la inscripción.  No sabemos nada de precios, si es que hubiera que pagar algo por pertenecer a la escuela (espero que no).  https://www.facebook.com/fmrm.montanismomurcia/?hc_ref=ARTtdjqIMgM_zQKM3Kimcg57R8e84rQ8krtpbobaKcdnCwQrorAfjJr6c4GDzKYP8a4&pnref=story.unseen-section


En principio parece una buena idea, aunque no sé muy bien por qué se mete en el mismo cesto carreras por montaña y marcha nórdica.  Lo que no me gusta demasiado es el párrafo siguiente:
"Se recomienda a todo/a deportista que quiera formar parte de la Selección, tanto del primer equipo como de la cantera, que envíe la solicitud para formar parte de la escuela; de ella saldrá el equipo finalmente seleccionado."  
Que yo sepa, una selección deportiva, sea del nivel que sea y del deporte que queramos, debe ser resultado de marcas recientes obtenidas y de resultados de participación en competiciones, y no de la inscripción o no en una escuela y otra. Quitando este pequeño detalle, todo lo que venga a mejorar técnicamente a nordimarchadores y nordicompetidores, bienvenido sea.

Veamos cómo funciona en la práctica.  De momento, con la salvedad dicha, aplaudimos la iniciativa.

Y mientras piensas si te apuntas o no, sigue sacando los bastones del paragüero.

martes, 29 de agosto de 2017

Así ve Diego la marcha nórdica

Diego, un deportista interesado por la marcha nórdica, ha mandado un comentario a la entrada anterior de este blog.  Aunque no tiene mucho que ver con dicha entrada, sin embargo da una visión de nuestro deporte que pudiera ser compartida por otros que no lo conocen bien, de manera que, dado que creo que el blog no avisa a los lectores cuando se introduce un comentario, he considerado que éste, y mi consiguiente respuesta, podrían resultar suficientemente interesantes para todos vosotros y por eso los reproduzco aquí, como una nueva entrada.  Que los disfrutéis.
  1. Buenos días Piri, mi nombre es Diego, en una ocasión ya te escribí preguntándote por esto de la marcha nórdica, pero al final por unos deportes o por otros no he podido practicarla. Estoy interesado en empezar con la marcha nórdica. Práctico ciclismo y trail, he estado investigando un poco y la verdad que lo que es el deporte de la marcha nórdica me gusta, pero veo un tanto lioso el tema del reglamento.
    Quiero hacer marcha nórdica, pero no a 6km/h, si veo importante el tema técnica, pero no creo que sea lo más importante, ya que utilizar otras técnicas que te puedan dar más velocidad sería mas beneficioso para que el deporte de la marcha nórdica no sea un deporte residual o solo para personas mayores. Me alegra que haya ya un campeonato nacional, pero veo las pruebas un poco sosas, poco kilometraje y poco desnivel. Lo que me echa para atrás de disputar en el 2018 dicho campeonato es que no veo claro el tema reglamento, he encontrado esta página http://www.wr-nw.com/, con estas técnicas se podría competir en España.
    Creo que está muy mal enfocado el tema de la marcha nordica.
    Sería más interesante no ser tan estrictos con la técnica, tan puretas, hacer carreras más atractivas, tanto de distancia como de desnivel.
    Veo que es un deporte muy atractivo que si se enfoca mal, acabará muriendo, de dos formas o irán cuatro gatos a las competiciones o cuatro gatos con bastones pero no de NW.
    Bueno, yo estoy con los bastones, quiero aprender a hacer marcha nórdica pero veo que las técnicas que aparecen en la página que te menciono son mucho más atractivas para mucha gente.
    No creo que haya que censurar ninguna, no veo que en las carreras de running se descalifique a los que corren a 03:00 min el km, o que en el trail se diga que quién baje de 6 min el km está fuera de carrera. Creo que sería bueno, no ser tan estricto con el reglamento y que cada uno vaya al ritmo que pueda.
    Espero poder competir el año que viene en alguna prueba, pero desde luego si el reglamento es con técnica alfa(muy plástica y bonita) no me moveré de mi casa para hacer 10 kms en 1h 40 min. Ya he visto en algunos sitios carreras de NW, fuera de España con recorridos y ritmos atractivos a las que seguramente si que vaya.
    Es triste como en casi todo este país se autoimpone barreras para todo, hasta para algo tan sencillo como caminar.

    un saludo
    ResponderEliminar
  2. Diego,

    gracias por tus comentarios. Es siempre enriquecedor el punto de vista de alguien que no está metido en este mundo. A veces se ven mucho mejor los toros desde la barrera.

    Para mí, y creo que para la mayoría de los que practicamos este deporte, la marcha nórdica ha de ser "marcha", es decir, que no todo vale (igual que en la marcha atlética), sino que hay que mantener siempre al menos un pie en contacto con el suelo. Si hubiese un tiempo de vuelo, en el que coincidieran los dos pies en el aire, estaríamos corriendo, no marchando. Por otro lado, es necesario que se utilicen los bastones activamente (que no se arrastren) porque esto es lo que diferencia la marcha nórdica de otros tipos de marcha, sin bastones. Estas dos señas diferenciadoras de la marcha nórdica son las que deben salvaguardarse en los reglamentos de competiciones de este deporte: algo bastante complicado. No me extraña que lo veas lioso.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que es una barbaridad poner un límite a la velocidad que puede alcanzar un competidor de marcha nórdica respetando la técnica. Todavía queda en España algún reglamento que sigue incluyendo estas trabas mentales, pero el de la FEDME, a pesar de todos sus fallos, ya no lo cita.

    Si eres corredor de montaña, seguro que la técnica de la marcha nórdica te puede ayudar muchísimo (yo he hecho cursos específicos de marcha nórdica para estos deportistas), pero seguirás corriendo (no marchando), aunque con bastones, algo que ya hacen muchos y es un deporte espectacular, pero
    completamente distinto de la marcha nórdica. La técnica de la marcha nórdica está pensada para recorridos con poco desnivel. En una carrera por montaña es imposible no correr en las cuestas abajo; por eso yo estoy en contra de las competiciones de marcha nórdica en esos entornos. Marcha nórdica en montaña, sí, pero no competitiva.

    Hace unos años (pocos) se decía que la marcha nórdica era un deporte no competitivo. Muchos defendimos que se podía competir, en la idea de que las competiciones atraerían gente más joven a este deporte "de mayores", como tú dices. Puede que tengas razón y hayamos hecho esto demasiado complicado, porque no veo en la práctica el "tirón" que yo esperaba con la competición.

    Y conste que no reniego de las bondades que la marcha nórdica aporta a la gente mayor. Sólo que creo que estos beneficios no sólo son válidos para ellos, y es una lástima desaprovecharlo. La marcha nórdica es un deporte para todos (mayores, adultos y menores) y para todo (salud, mantenimiento y entrenamiento). Si la pruebas, seguro que entenderás lo que te digo.

    Y ese es mi consejo: haz un curso de iniciación con un buen instructor, y luego, haz lo que te apetezca: competir en pruebas de marcha nórdica, o utilizar la técnica aprendida para correr con tus bastones en carreras de montaña. En cualquier caso, trata siempre de disfrutar del plus que te darán tus bastones, utilizados con una buena técnica.

lunes, 28 de agosto de 2017

NORDICARTAGENA 2017 - ACLARACIÓN

Con respecto a la entrada hecha hace unos días convocando la Nordicartagena 2017, una nordi-marchadora, sin duda confundida por mi descuidada redacción, me envió el correo que figura a continuación (sin datos personales).  Por si alguien más ha sufrido la misma confusión, incluyo a continuación del correo las aclaraciones que le he enviado por correo personal y os invito a que, como ella, remitáis cualquier duda a mi dirección: nordicartagena@outlook.com.

Hola, buenas tardes. Me llamo ........., de ......, y participé en la Nordicartagena 2016 con el dorsal .....
Comencé con MN en junio'16 y en agosto me inscribí en vuestra prueba, mi primera vez. Después he hecho Aranjuez'17 (mucho mogollón por demasiadas pruebas simultáneas) y Granada en la noche de San Juan (...)
En todo este tiempo no he hecho más que hablar maravillas de la prueba de Cartagena... por ser "exclusiva" de MN, por su seriedad, "vigilancia de la técnica", cronometraje, árbitros (uno de ellos me corrigió el estilo, cosa que agradecí infinitamente pues yo he aprendido sola), el vídeo (una pasada, la verdad).
Total, que estaba deseando que llegara la Nordicartagena 2017 y me encuentro que ahora es una prueba "exigente" y para gente experta y bien entrenada... que parece que es lo que está de moda Menudo chasco, tremenda decepción. Y es que pruebas así hay montones y al final, los que somos del montón, porque no entrenamos a destajo, o no podemos competir en terrenos con pendientes... nos quedamos sin pruebas!!
En fin, espero que la prueba vaya bien pero este año me quedo sin Cartagena, esperando que en el futuro se vuelva a organizar una MN tradicional.
Por sugerir no pasa nada, verdad?... Que tal una prueba de cada tipo?
Un saludo
....

Mi respuesta final (hubo una anterior y una contestación de ella, que no reproduzco por no añadir nada a lo dicho, y para no cansar al sufrido lector).

...,

respeto tu decisión, pero, perdóname que insista: no se trata de una prueba.

El primer día es un taller (una especie de seminario práctico, al aire libre, para explorar y practicar la adaptación de la técnica de la marcha nórdica a un entorno de media montaña), para gente que, siendo practicante habitual de marcha nórdica, esté interesada por este asunto.  En principio, si no hay ofertas de otros asistentes (que serían muy bienvenidas), yo cargo con la responsabilidad de ser el único ponente, aunque estoy seguro de que no seré el único que hable.  El segundo día es un recorrido por un circuito de 7 km, que haremos comentando y repasando lo más interesante del día anterior, con posibilidad de repetirlo después por grupos de velocidades similares.  Pero, este formato del segundo día puede modificarse si lo consideramos conveniente al final del primer día (más ponentes, temas concretos pendientes, etc).  Mi idea (francamente no sé lo que saldrá, pero espero que disfrutemos y aprendamos) es que sea una reunión lúdico-formativa, llevada por el hilo conductor del tema propuesto, y completamente abierta para adaptarnos a las capacidades y necesidades de los asistentes.  El grupo ha de ser forzosamente reducido por la necesidad de desplazarnos a lo largo de un itinerario de montaña, manteniendo la cohesión imprescindible para explicaciones e intercambios de opiniones.  El terreno ha de ser "movido" (y los asistentes tienen que estar advertidos de esta "dificultad"), pero apto para gente que, de ninguna forma, se espera que sean corredores de montaña, ni nada parecido.  Siempre estaremos hablando de marcha nórdica.

... Te aseguro que no entra en mi idea el hacer locuras de ningún tipo: no tengo edad ni físico para eso, y soy muy consciente de mi responsabilidad para con los asistentes.

Seas asistente o espectadora, siempre serás muy bienvenida.

Saludos,
José A. Pérez González
-Piri-
... y vengáis o no, no dejéis de sacar los bastones del paragüero...¡todos los días!

domingo, 27 de agosto de 2017

Sensaciones con mis bastones. Nordiqueando por el centro


Este fin de semana he estado por el centro peninsular y,  como siempre, al hacer las maletas, lo primero que echo al coche son mis bastones.  Entre mi pasión por la marcha nórdica y mi manía enfermiza de madrugar, siempre encuentro un par de horitas para disfrutar con ellos hasta que el resto del personal empieza a aparecer.
Resultado de imagen de casa de campo madrid fotosEl sábado amanecí en Argüelles y en unos minutos estaba andando por el Parque del Oeste, para pasar por Principe Pío a la Casa de Campo, esa maravilla para hacer deporte al aire libre, que los madrileños tienen infrautilizada.  Algo parecido a lo que pasa con la Sierra de Guadarrama, un poco más al norte.  En fin, al menos ese bajo nivel de utilización redundará en que se conserve más tiempo tal como ahora está.  Espero.


Bueno, a lo que iba.  Algún corredor, unos cuantos excursionistas, varios ciclistas, ... pero ni un nordimarchador.  Puede que por las vacaciones, el calor,... pero es que, a esa hora, la Casa de Campo debía ser uno de los pocos lugares de España dónde la temperatura era incluso agradable para hacer deporte.

Resultado de imagen de jardín del príncipe fotosEl domingo, después de una celebración que se había prolongado hasta altas horas de la madrugada, salí sobre las nueve con mis bastones por la Calle de la Reina, en Aranjuez.  Otro lugar privilegiado para la práctica del deporte: tres kilómetros de tierra compactada, a la sobra de plátanos centenarios, a lo largo de la fachada sur de los Jardines del Príncipe.  Este entorno no puedo decir que esté infrautilizado: tanto los visitantes madrileños del fin de semana como los deportistas locales hacen buen uso de este privilegiado lugar, incluso durante los meses de verano, cuando la temperatura, diga lo que diga Joan Manuel Serrat (Ana es la muchacha típica), no es tan agradable.  Bien, como en el párrafo anterior, mucho corredor, algún ciclista, montones de piragüas por el río, y un par de señoras con bastones, pero de marcha nórdica, nada de nada.

Me consta la labor desarrollada por un montón de buenos instructores en Madrid, y yo mismo he formado más de doscientos nordimarchadores en la Casa de Campo y en Aranjuez.  Sin embargo, ¿dónde están?  En Cartagena llevo iniciados cerca de 1500 alumnos y, siendo un lugar más pequeño, me cuesta ver gente haciendo marcha nórdica.  Y no hablo sólo de la canícula, cuando una parte importante de la población se desplaza a "veranear" en segundas viviendas, en las playas de los alrededores.  Tengo la sensación de que progresamos muy lentamente, y que las competiciones no están teniendo el tirón que esperábamos.

En otro orden de cosas, este fin de semana he tenido noticias de un querido compañero.  Conocí a Ramón allá por 1973, y desde el primer momento supe que era una persona especial: alegre, trabajador, siempre dispuesto a ayudar.  Ramón era un gran deportista.  No habría tenido problema en hacer un buen papel en cualquier equipo de balonmano de la división de honor.  Volví a coincidir con él haciendo el curso de profesor de educación física, un curso que él, injustamente, no pudo completar.  Y es que, aunque en aquella época nadie lo sabía, Ramón tenía una grave afección cardíaca que, unos años más tarde, requeriría un trasplante de corazón.  Buen cristiano y gran profesional, ha dejado siempre una gran huella por dónde ha pasado.

Hace unos años, coincidimos en Valladolid, invitados a la boda de un hijo de un amigo común.  Cuando me comentó las ganas que tenía de hacer deporte, algo que para él ha sido siempre muy importante, pero que sus condiciones físicas no se lo permitían, le hablé de la marcha nórdica.  Y no sólo le hablé, sino que, al ver la ilusión con que escuchaba y conociendo su coordinación y aptitud físicas, le dí un curso acelerado (dos horas) de iniciación y le facilité la adquisición de un par de bastones.

Ese amigo común, con el que coincidí el sábado en Aranjuez, me dijo que Ramón tiene un cáncer de piel en la cabeza.  Esta noticia me entristeció sobremanera.  La mala suerte parece cebarse a veces con los mejores.  Sin embargo, anoche, ese mismo amigo nos dijo que, en su camino de vuelta a Valladolid, había parado en Cercedilla, para ver a Ramón, y que le había dicho que seguía haciendo marcha nórdica.  Parecerá una tontería, pero esa noticia me consoló, me alegró enormemente y compensó todas las otras sensaciones negativas que la falta de practicantes observada me había provocado.

y es que, con que podamos hacer un poco mejor la vida de alguna persona, merece la pena el esfuerzo de seguir promocionando este deporte, aunque sigamos cruzándonos pocos nordimarchadores en nuestras salidas diarias.

Sacad los bastones del paragüero... y cuidado con el sol.

domingo, 20 de agosto de 2017

NORDICARTAGENA 2017 - Convocatoria

NORDICARTAGENA 2017
La marcha nórdica en montaña

Tras la positiva experiencia de competición y seminario de Nordicartagena 2016, ante la proliferación de carreras de este año y mi meditada decisión de interrumpir la organización de pruebas competitivas a la espera de una racionalización del reglamento que, sinceramente, no sé si se producirá a corto o medio plazo, Nordicartagena 2017 cambia este año de formato y se centra en explorar y reflexionar sobre un campo poco estudiado: el de la marcha nórdica en montaña.

A pesar de haber sido “prohijada” por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), la federación no ha avanzado nada en el estudio de la adaptación de la técnica básica diagonal, específica de la marcha nórdica (lo que en realidad le da razón de ser como un deporte nuevo, diferente de todos los demás), para un entorno especial, exigente, en el que muchas veces esta técnica tendrá que modificarse para poder seguir cumpliendo su finalidad principal: la de proporcionar a su usuario el máximo beneficio de la utilización de los bastones, tanto en el aspecto de salud, como en el de optimización de la progresión.

Ni siquiera en el aspecto competitivo no se ha ido más allá de organizar una serie de pruebas en este entorno, sin que el actual reglamento avance nada en relación con la adaptación de la técnica al mismo, creando un vacío reglamentario en el que los organizadores de competiciones disponen de absoluta libertad para elegir cualquier tipo de escenario, independientemente de su adecuación a la práctica de la marcha nórdica competitiva, y los árbitros se buscan la vida como pueden para aplicar un reglamento que no prevé las especiales circunstancias de estos entornos.

En este marco, Nordicartagena 2017, viene diseñada como una experiencia en tres fases. La primera fase, ya completada, consiste en una series de reflexiones teóricas basadas en experiencias y observaciones propias, que han sido publicadas en entradas de este blog, entre los meses de mayo y agosto de este año, bajo el título genérico de “Marcha nórdica en montaña”, y referidos, por orden de publicación a:
IV. Propuesta de modificación del reglamento de competición. http://nordicartagena.blogspot.com.es/2017/08/marcha-nordica-en-montana-iv-propuesta.html

La segunda fase de Nordicartagena 2017 tendrá lugar en Cartagena, en las inmediaciones de Tentegorra, el sábado 30 de septiembre y el domingo 1 de octubre, utilizando como punto de reunión inicial el kiosko de Miguel, a la entrada de las instalaciones de la Mancomunidad de Canales del Taibilla (MCT). El primer día, de 09.00 a 13.00, tendremos un Taller Práctico de Marcha Nórdica en Montaña, en el que experimentaremos la adaptación de la técnica diagonal básica a un entorno de media montaña, en base a las reflexiones teóricas de la fase anterior, haciendo especial hincapié en las técnicas alternativas utilizables en pendientes. El segundo día, en horario similar, tendremos nos montaremos una Media Maratón No Competitiva de Marcha Nórdica en Montaña, sobre un circuito de 7 km, al que daremos una primera vuelta dirigida, de reconocimiento, que se podrá repetir a continuación por grupos de ritmos diferentes, una (para completar 14 km) o dos veces (para completar los 21 km de una media maratón), a voluntad.

Tanto el taller como la media maratón discurre por terrenos de media montaña, físicamente exigentes, en los que es fácil resbalar, tropezar y caerse, con el consiguiente riesgo de lesión. Aunque el escenario de estas actividades está en las inmediaciones del núcleo urbano, desde dónde es fácil y rápida la evacuación por medios particulares hasta centros hospitalarios locales, los participantes deben ser conscientes de los riesgos asumidos y de que no habrá medios médicos ni de evacuación específicos proporcionados por la organización de estas actividades.
Los asistentes a esta fase, hasta un número limitado de 30 participantes, deberán ser nordimarchadores experimentados y deberán preinscribirse rellenando el formulario adjunto. La inscripción se considerará completada cuando se reciba el justificante de la transferencia del importe de la misma. La inscripción se cerrará al completar las 30 plazas ofertadas, o el 10 de septiembre, en caso de no cubrirse todas. Las plazas disponibles se asignarán por estricto orden de inscripción. Formulario de preinscripción: https://goo.gl/forms/x6HsLAIK43F9kwms2

El CExCartagena contratará un seguro médico para los dos días de esta fase, para todos aquellos participantes que no estén federados. Todos los inscritos recibirán una camiseta y pegatinas de vinilo para sus bastones, conmemorativas de su participación en estas actividades. Todos los participantes que completen la media maratón recibirán una chapa acreditativa. El precio de la inscripción para los dos días, para nordimarchadores federados será de 10€ (15€ para los no federados). Es aconsejable, por motivos de seguridad, la participación en estas actividades con bastones de senderismo (o de marcha nórdica con dragonera de cinta).

La tercera fase, para la que se dará precedencia a aquellos nordimarchadores que hayan completado la segunda, consistirá en la participación en la XIª edición de la Cartagena Trail, una prestigiosa maratón de montaña que este año incluye una promo de 15 km, desde El Portús a Cartagena, con unos 500 m de desnivel acumulado de subida, en la que, por primera vez, a título experimental, se incluirán 30 plazas para una prueba de marcha nórdica no competitiva. Los detalles para la inscripción y el reglamento de esta prueba se publicarán junto con el resto de la documentación de la XI CTTrail. Todos los participantes en la segunda fase de la Nordicartagena 2017 recibirán cumplida información sobre este evento.

¡Ánimo! Aprenderemos juntos en un bonito entorno. Y alguna cervecita y algún platito de michirones, ya caerán. Merecida recompensa tras un buen esfuerzo.



miércoles, 16 de agosto de 2017

MARCHA NÓRDICA, SALUD Y SENSATEZ

Hemos oído repetidamente la letanía de todos los beneficios que la marcha nórdica procura a quienes la practicamos asiduamente. Aunque parezca el texto de un video promocional, lo cierto es que todos esos bienes, y más, existen de verdad y, si realmente sacamos cada día nuestros bastones del paragüero (hoy no lo dejo para el final), no tardaremos mucho en notarlos.

Siempre digo a mis alumnos que lo primero que van a observar cuando práctiquen este deporte de forma habitual es lo que dejarán de notar: esa molestia que tenían en tal o cual parte de su anatomía cuando volvían de correr o practicar el deporte que hicieran antes de aficionarse a la marcha nórdica; ese dolorcito persistente tras cada sesión de ejercicio; o ese cansancio que aparecía demasiado pronto para nuestro gusto.

Y es que lo mejor de la marcha nórdica es que se trata de un ejercicio tan equilibrado y racional, que no sobrecargamos ninguna parte de nuestro cuerpo, mientras que trabajamos compensadamente casi todo. Eso hace que las luces de aviso de “uso excesivo de nuestro organismo” (el dolor y el cansancio), tarden más tiempo en encenderse, con la consecuencia inmediata de poder hacer sesiones más largas o intensas de ejercicio, en relación con lo que hacíamos con nuestro deporte anterior … si es que practicábamos alguno.

El descubrimiento del “plus” que los bastones (utilizados con una sencilla pero eficacísima técnica) nos aporta, es un estímulo que ayuda enormemente a personas que hasta ese momento han sido más bien sedentarias, y a personas que fueron deportistas intensos, pero a los que una lesión ocasionada por esa misma intensidad en la práctica de un deporte demasiado desequilibrado o irracional, obligó a un sedentarismo forzado, traumático, que todos los que siempre hemos hecho deporte sabemos lo odioso que puede llegar a ser.

Así pues, los bastones entran en la vida de muchos practicantes regulares de marcha nórdica como un verdadero bálsamo, o mejor dicho, como un “superpoder” que nos habilita para hacer cosas que nunca antes habíamos hecho (en volumen o intensidad), o que pensábamos que no ibamos a ser capaces de hacer de nuevo.

Y así llegamos al sujeto de nuestra historia de hoy, Pepito Nordimarchador: una persona de cierta edad, con un cerebro que sigue colgado en los 20 años y, a lo mejor, un corazón entrenado, capaz de bastante, … y todo ello, con un “superpoder” nuevo: el descubrimiento de la marcha nórdica con todo su potencial. Pero, ojo, que quitando el corazón y el cerebro, para los que la edad pasa muy relativamente, todo el resto de su cuerpo (huesos, tendones, articulaciones, …) tiene todos y cada uno de los años que este personaje ha ido cumpliendo.

Y Pepito, creyéndose Superman, se lanza a nuevas y excesivas aventuras. Descubre el monte y se anima con el mundo de los maratones y las ultratrails. Su cuerpo le manda avisos en forma de luces rojas de dolor y cansancio; avisos que con la marcha nórdica llegan con tiempo suficiente para poder solucionar el problema, para parar a tiempo, no como en otros deportes. Pero Pepito ha perdido su capacidad de leer y reaccionar a estos avisos: su nuevo superpoder le hace indestructible. Pepito ha perdido la sensatez, esa piedra preciosa que alimenta la práctica de la marcha nórdica y la de cualquier otro superpoder que Dios, en su inmensa sabiduría y bondad, nos envía a los que ya vamos teniendo unos añitos.

Y aquí se acaba esta historia. Ahora, reflexionemos.

La marcha nórdica es una bendición para quien la práctica. Los beneficios que nos procura son numerosos y extraordinarios, pero debemos practicarla con sensatez. La euforia de su descubrimiento tiene que dar paso a una práctica sensata, conscientes de nuestras limitaciones, atentos a los avisos que nuestro cuerpo nos envía.

La marcha nórdica no es un superpoder. No compensa la insensata utilización de un calzado con una suela gastada o demasiado dura, para un largo recorrido por asfalto, o demasiado blando para un largo recorrido por caminos pedregosos. Es la sensatez la que nos lleva a utilizar bastones de senderismo en lugar de dragoneras de marcha nórdica cuando el terreno por el que nos movemos incrementa el riesgo de resvalones, tropiezos y caidas.

La marcha nórdica tiene, como cualquier actividad humana, aspectos negativos. Hasta ahora, en nuestro afán por promocionar la práctica de este deporte, tan completo, racional y saludable (para mí, el que más), hemos hecho como esos padres superprotectores que negando los defectos obvios de sus hijos creen protegerlos de los mismos. La marcha nórdica exige un esfuerzo de partes de nuestra anatomía que suelen estar poco trabajadas y son, por tanto, más sensibles a esta nueva y tardía exigencia. En mi experiencia, los codos y las caderas. Puede que otros hayan experimentado problemas diferentes.

El continuo apoyo, tracción y empuje sobre los bastones, convierte una práctica habitual de 10km de marcha nórdica, en más de 13000 esfuerzos sobre los bastones, que gravitan principalmente sobre la articulación del codo, una articulación que, a excepción de tenistas, golfistas y ciertos trabajos de percusión, está poco acostumbrada a tal estrés. Así, a lo largo de mis años de práctica habitual, yo he desarrollado, sucesivamente, una epicondilitis (codo de tenista) y una epitrocleitis (codo de golfista)… mejor dicho, he empezado a desarrollar… porque (y esto es una de las mejores cosas de este deporte) la marcha nórdica te deja ver venir las lesiones desde lejos, dándote más tiempo para reaccionar y evitarlas, algo que se puede conseguir normalmente evitando posturas forzadas, fortaleciendo la zona en peligro, disminuyendo la intensidad o la forma de realizar el esfuerzo, intensificando los estiramientos en esa región, y recuperándola mediante masajes, frio, reposo y, si llega a ser necesario, un tratamiento antiinflamatorio.

El movimiento de rotación de la cadera que exige un paso más largo de lo normal, al que nos lleva de forma indefectible el perfeccionamiento de la técnica, prolongando la acción sobre los bastones por detrás del cuerpo, también obliga a un movimiento más acentuado de la cintura pélvica. Muchos practicantes habituales de marcha atlética y saltadores de vallas desarrollan, como yo, una cadera en resorte, un chasquido audible producido por la tensión de la cintilla iliotibial al pasar rozando el trocanter del fémur durante la andadura. No es doloroso y, de nuevo, gracias al preaviso benéfico de la marcha atlética, controlable, fortaleciendo la zona, trabajando la movilidad de la cintura pélvica, intensificando los estiramientos y (he observado personalmente) utilizando mallas elásticas que proporcionen una buena sujeción a la zona, en lugar de los típicos pantalones de running de pata ancha.

En fin, como veis, la marcha nórdica es un bálsamo, pero no es el Bálsamo de Fierabrás. La marcha nórdica es salud, pero tiene aspectos negativos si nos pasamos, o si la practicamos obviando esa otra bendición que debe presidir todas nuestras actividades: la sensatez. Creo que ha pasado ya el tiempo de esconder la cabeza en la arena, cual avestruz, ante estos aspectos negativos. Reconocerlos es el primer paso para corregirlos porque, a diferencia de otros deportes, la marcha nórdica avisa con suficiente antelación y nos da buenas oportunidades de prevenir, antes que tener que curar.

No estaría de más que si has tenido alguna experiencia negativa en tu práctica de la marcha nórdica, la compartieras, en este y otros foros, para beneficio de todos los nordimarchadores que los leen.

¡Ah, y por favor, que no se me ofenda nadie que del único que hablo en concreto es de mí mismo, y yo no me ofendo!


lunes, 7 de agosto de 2017

Aclaración para un lector ofendido

Dentro de la entrada realizada en este blog el pasado día 4 de agosto, en la que publicaba los comentarios que el 12 de junio había enviado a la FEDME con vistas a una anunciada revisión del actual reglamento de competiciones de marcha nórdica, se incluía una nota sobre las figuras que actualmente aparecen en el citado reglamento, apartado 5.1. Esta nota decía “Las actuales figuras del reglamento tampoco son muy afortunadas: el marchador que supuestamente lo hace todo bien, parece tener roto el tendón de Aquiles y apoya sin agarrar el bastón. O se hacen bien o mejor quitarlas.

Ha habido alguien que se ha sentido identificado como "el marchador que supuestamente lo hace todo bien" y ha reaccionado muy airado porque pensaba que yo me estaba refiriendo a él y a su tendón de Aquiles.   Se lo he explicado en un comentario al que él ha hecho en facebook y lo he llamado por teléfono con la misma finalidad (la llamada no obtuvo respuesta, así que le dejé un mensaje de voz pidíéndole que me llamase para aclarar tan desafortunada interpretación).  El motivo de esta entrada no es otro que aclarar este incidente, si es que necesitaba alguna aclaración, que yo estoy convencido de que no.  Todos mis comentarios se refieren al reglamento y a las figuras en cuestión; en absoluto he tenido nunca en mente a nadie más al hablar del marchador que lo hace todo bien, ni sabía nada del tendón de Aquiles de nadie.  A veces la mente nos juega malas pasadas (o alguien se encarga de calentarnos para que la mente nos juegue malas pasadas, que también pasa) y creemos ver cosas que nunca han existido.  Pero lo escrito, creo que está claro, y no hay nada más, por lo que, con esta aclaración, doy el asunto por zanjado.

Estas son las figuras del reglamento:

...que repito a continuación con los comentarios anteriores, relativos a los dos marchadores  de la izquierda, marcados con una señal verde, los que "se supone que lo hacen todo bien":

Y aprovecho este desafortunado incidente para dejar claro que mi intención con estos comentarios, como con todo lo que intento hacer en la vida, no es otra que tratar de ser útil y ayudar a que las cosas se hagan mejor, para bien de todos. Procuro hablar solamente de lo que creo entender, y me reservo mis opiniones en lo que ignoro.  Cierto que muchas veces estaré equivocado en mis apreciaciones, pero podéis estar seguros de que si las hago es porque creo sinceramente en ellas, y no por ningún otro motivo espurio o torticero. Soy una persona sin dobleces, que digo lo que pienso cuando creo que lo que pienso puede ayudar, pero siempre procuro revisarlo antes de publicarlo, por si pudiera ofender a alguien (nada mas lejos de mi intención y mis principios); muchas entradas acaban en la papelera de reciclaje de mi escritorio, o son cruelmente mutiladas tras estas revisiones.  De todas formas, a pesar del cuidado que pongas en no ofender, eso no impide que alguien, con razón o sin ella, se dé por ofendido.  En estos casos, sinceramente, a pesar de la absoluta falta de dolo por mi parte, lo lamento profundamente y les pido disculpas.

Yo no soy pronto a tomar ofensa, por lo que muchas veces tiendo a pensar, quizá con demasiada ligereza, que los demás van a ser capaces de interpretar mis palabras con similar actitud.

Y ya vale de rollo... sacad los bastones del paragüero y dadles caña.  A la vuelta seguro que veis las cosas de otro modo.  Son buenos consejeros estos bastones.  Escuchadlos.

viernes, 4 de agosto de 2017

Marcha Nórdica en Montaña. IV Propuesta de modificación del reglamento de competición

El pasado 8 de junio recibí un correo electrónico del área de marcha nórdica de la FEDME solicitando comentarios y propuestas para la revisión del actual reglamento de competiciones. Cuatro días después envié por la misma vía lo que sigue, que ahora publico aquí por considerarlo de interés dentro de la serie de entradas sobre la marcha nórdica en montaña que vengo haciendo este verano.  Si os interesa el tema, preparaos algo fresco y relajaos, que tenéis asunto para un rato (o como dijo mi abuelo Antonio, trovero de nacimiento y corazon, "si de sastre sabes usar, aquí trabajo te espera, afila bien las tijeras, prepárate para bregar, que hay tela dónde cortar") .  Si el tema de la competición no os dice nada, no sigáis leyendo.  Mejor sacad vuestros bastones del paragüero y echaos a la calle.  Os resultará mucho más provechoso.

Propuestas de modificación de reglamento de Marcha Nordica - FEDME

Desde mi parca experiencia como instructor, competidor, árbitro y organizador de competiciones, estas son mis propuestas para la modificación que se pretende emprender. En ellas me centro en los aspectos que considero esenciales del reglamento, agrupados por epígrafes del actual reglamento (en negrita), en los que tras justificar la propuesta de modificación, se introduce (en cursiva) la propuesta, con una numeración organizativa del articulado de todas mis propuestas, que puede no corresponderse con la actual del reglamento. Los apartados que figuran en letra azul son los que se refieren a definiciones, técnica y sanciones, que deberían constituir un cuerpo fácilmente identificable (de ahí el color diferente) y extraíble del reglamento, por ser lo que verdaderamente debe conocer todo competidor antes de participar en una prueba FEDME. Nadie va a leer un reglamento de 40 páginas, ni ningún competidor necesita hacer tal cosa; a lo mejor, si se lo reducimos a 3 o 4, bien estructuradas y lógicas, sí que se lo lee.

Introducción, definición y objetivos.-

Se propone, por tanto, la estructura siguiente:

Este apartado, parcamente tratado en la versión actual del reglamento, es fundamental para el encaje de una disciplina completamente nueva como la marcha nórdica, máxime cuando este se produce en el entorno de una federación de montaña, en la que habrá que prever la frecuente posibilidad de que los escenarios elegidos para las competiciones no reúnan las condiciones adecuadas para el desarrollo de la técnica exigible en este deporte, como hemos visto en pruebas de este año. La correcta definición de la disciplina, la competición y las técnicas a utilizar será fundamental para facilitar la posterior organización, lógica y comprensión del resto del documento.

  1. La marcha nórdica
1.1.1. La marcha nórdica es un nuevo concepto de movimiento, procedente del esquí de fondo, que consiste en andar con bastones utilizando una técnica tal que, aprovechando la acción de braceo natural del cuerpo sobre dichos bastones, se optimice la progresión.
1.1.2. El empleo de una técnica adecuada que favorezca la amplitud de movimientos, consigue poner en funcionamiento la mayoría de músculos y articulaciones de nuestro cuerpo, convirtiendo a la marcha nórdica en uno de los deportes más completos.
1.1.3. La técnica de la marcha nórdica es aplicable al senderismo, montañismo y carreras de montaña, siempre que el terreno y la capacidad del practicante lo permitan. Sin embargo, el valor principal de la marcha nórdica reside en su potencialidad como deporte específico, completo, saludable, apto para todos, económico y practicable en cualquier entorno y condición.
    1. Técnica diagonal normal
1.2.1. En la marcha nórdica no se puede correr (tener los dos pies en el aire entre paso y paso). Específicamente, en la marcha nórdica, se debe mantener en todo momento al menos un pie y un bastón en contacto con el suelo.
1.2.2. En la marcha nórdica se deben utilizar los bastones activamente, sin arrastrarlos, apoyando siempre cada bastón la acción del pie contrario. La punta del bastón se debe plantar en el suelo, cerca de la vertical del hombro del mismo lado, coincidiendo con la toma de contacto con el suelo del talón del pie contrario. En cada paso, el codo y la mano deben seguir el movimiento del pie contrario, rebasando por delante y por detrás la vertical media lateral de las caderas del marchador.
1.2.3. La técnica diagonal normal, descrita en los dos párrafos anteriores, es la técnica básica de la marcha nórdica competitiva, exigible para todas las competiciones, excepto en aquellos tramos, debidamente señalizados, en los que la inclinación o dificultad del terreno aconsejen el uso de alguna de las técnicas siguientes.
    1. Técnica diagonal disociada
  • En terrenos con fuerte inclinación de bajada, cuando prima la seguridad sobre la rapidez, el esfuerzo de las piernas, en contracción excéntrica, va dirigido a retener y controlar la velocidad de progresión. Los bastones, en su trabajo activo de apoyo a las extremidades inferiores, se apoyarán ahora por delante de la vertical del centro de gravedad, en un movimiento más amplio que el de las piernas, y difícil de coordinar con el de éstas. En esta técnica diagonal de movimiento de bastones, disociado del movimiento de las piernas, rige todavía el principio de mantener en todo momento, al menos un pie y un bastón en contacto con el suelo.
  1. Técnica de doble bastón
  • En terrenos con fuerte inclinación de subida o bajada, sobre todo cuando son escalonados, puede resultar conveniente apoyar la acción de una pierna con los dos bastones al mismo tiempo, para ayudarla en un esfuerzo extraordinario de elevación o amortiguación del peso de todo el cuerpo. Esta técnica de doble bastón, requerirá la recuperación de los mismos para apoyar otro paso, o volver a la técnica diagonal, cada dos o más pasos, sin que se puedan arrastrar mientras tanto. En ningún caso los dos bastones permanecerán en el aire durante más de un paso para su recuperación.
1.5. La marcha nórdica competitiva
1.5.1. La marcha nórdica competitiva consiste en efectuar un recorrido señalizado, en el menor tiempo posible, aplicando la técnica del apartado 1.2. anterior, o la de los apartados 1.3. y 1.4. en los tramos señalizados al efecto.
1.5.2. La finalidad de la marcha nórdica competitiva es fomentar la práctica de la marcha nórdica en general, dentro del las normas básicas de la deportividad y el respeto al entorno.
1.5.3. La complejidad de la técnica básica de la marcha nórdica, aunque natural y accesible a cualquiera, aconseja un aprendizaje correcto de la misma, utilizando los servicios de un buen instructor, una práctica asidua y un buen dominio, antes de que el practicante participe en pruebas competitivas.

Si no se admite la propuesta anterior, al menos se deberían tener en cuenta las observaciones siguientes en los apartados que se citan.

Definición.-

Desde una perspectiva objetiva, pero mucho más desde el punto de vista de una federación de montaña, creo que es un error hablar de la necesidad de utilizar bastones específicos para la práctica de la marcha nórdica. Precisamente en un entorno de montaña, la marcha nórdica practicada con bastones de senderismo presenta menos riesgo de lesiones para los practicantes, sin afectar en nada a la técnica. Más detalle en http://nordicartagena.blogspot.com.es/2017/05/marcha-nordica-en-montana-i-bastones.html. Por otro lado, ¿cómo son los bastones específicos para la práctica de la marcha nórdica? Muchos alumnos acuden a mis cursos con “bastones específicos” que no permiten realizar la técnica básica diagonal. La definición propuesta sería: La marcha nórdica consiste en andar con bastones utilizando una técnica tal que, aprovechando la acción de braceo natural del cuerpo sobre dichos bastones, se optimice la progresión. Los bastones adecuados para la práctica de la marcha nórdica deben estar dotados de fiadores que permitan impulsarse apoyando sobre ellos sin necesidad de sujetar continuamente la empuñadura.

Objetivo de las competiciones de marcha nórdica.-

Sin desdeñar los que actualmente figuran, se echa de menos el principal objetivo de toda competición: Promocionar la práctica del deporte, sobre todo entre los sectores más jóvenes. Esto es especialmente necesario en un deporte como la marcha nórdica, en el que la media de edad de los practicantes está cercana a los 50 años. Se propone incluir, en primer lugar, el punto siguiente: - La finalidad de la marcha nórdica competitiva es fomentar la práctica de la marcha nórdica en general, dentro del las normas básicas de la deportividad y el respeto al entorno.

1. Competiciones estatales. Tipos.-

En coherencia con el objetivo propuesto para las competiciones de marcha nórdica, y dada la baja incidencia de accidentes (siempre que las competiciones se realicen en los lugares adecuados), y las repercusiones positivas que la práctica de la marcha nórdica puede tener en el desarrollo integral de niños y adolescentes, las categorías del apartado 1.1.7 deberían incluir infantil, cadete y junior, a partir de los 10 años. En este apartado se hace patente, y es necesario tener en cuenta, la diferencia entre este deporte y otras actividades de la FEDME, quizá menos adecuadas para estas edades.

Tampoco sería descabellado incluir una categoría de mayores de 70 años (veteranos D). Hay muchos nordimarchadores en esta edad y la estadística de las competiciones nos debe decir si hay competidores suficientes para justificar la adición de esta categoría.

3.1.B Árbitros de itinerario.-

La comunicación por radio de las sanciones no debe ser más que un método alternativo en caso de que no sea posible el principal: mensajería telefónica (whatsapp), que permite mantener constancia escrita de todos los detalles de infracción, sancionador y sanción, en tiempo real. El Presidente del Jurado debe contar con un Árbitro Secretario/Encargado de Transmisiones, siempre próximo a él, que organizará y controlará el grupo de whatsapps de arbitraje, mantendrá constantemente informado al Árbitro Principal y transmitirá al Árbitro de Inscripciones, Clasificaciones, Salida y Llegada, para los cronometradores, previa autorización del Árbitro Principal, las sanciones definitivas que se vayan produciendo, de manera que su repercusión en las clasificaciones finales no produzca los retrasos que se vienen observando en la actualidad. He utilizado este sistema en tres competiciones, con excelentes resultados en todas ellas.

Se debe evitar la utilización de árbitros en bicicleta. La observación de la técnica es suficientemente difícil a pie firme. Hacerlo montado, por caminos irregulares, es una barbaridad que provocará más accidentes como el de Málaga, sin mejorar en nada el enjuiciamiento técnico de los competidores. La solución está en utilizar circuitos cortos, de manera que los competidores pasen varias veces por delante de los árbitros.

5. Reglamento de competición para marchadores

    La redacción del apartado 5.1 es muy deficiente. Difícil de entender para quién no sepa lo que intentaba decir el redactor. Impropia de un reglamento. El 5.2 tampoco lo mejora. El 5.4 y el 5.5 habla de fases que en ningún momento se han definido o explicado. ¿No se pueden flexionar las piernas? Digo yo que algo sí se podrá, ¿o es que hay que andar con las piernas rígidas? ¿Qué es trotar? El DRAE da dos acepciones distintas: correr lento (redundante una vez que decimos que no se puede correr) o andar rápido (por definición de marcha nórdica competitiva, esto es precisamente lo que se debe hacer). Cuando se dice que no se puede hacer marcha atlética ¿que se quiere decir, que no hay hay que tener siempre al menos un pie en contacto con el suelo (regla básica de la marcha atlética)? El reglamento francés, del que inicialmente se copió este asunto, ha dejado de citarlo en revisiones posteriores. Sin el “aire” que imprimen los marchadores a su caminar, nunca podremos marchar a los 12-13 km/hora que están marchando en Roding. ¿Queremos autoimponernos limitaciones que nos impidan competir en el plano internacional? La marcha atlética consiste en caminar rápido; ¿por qué nos empeñamos en demonizarla en lugar de aprender de ellos, tanto en la técnica, convenientemente adaptada a la marcha con bastones, como en el control técnico de las competiciones? Las actuales figuras del reglamento tampoco son muy afortunadas: el marchador que supuestamente lo hace todo bien, parece tener roto el tendón de Aquiles y apoya sin agarrar el bastón. O se hacen bien o mejor quitarlas. En un reglamento deberíamos afinar al máximo y no citar lugares comunes ni vaguedades que confundan y se presten a interpretaciones diferentes.

Los nordicompetidores deben tener una parte del reglamento, acotada, de obligada lectura para su participación en competiciones, al margen de toda la parafernalia reglamentaria de interés para federación, árbitros y organizadores. Esta parte, que en el reglamento se puede imprimir en un color diferente (en mis propuestas figura en azul), debe incluir las definiciones iniciales y lo que se propone a continuación, que sustituye los apartados 7, 8 y 9 del actual reglamento y facilita la continuidad y lógica del apartado referido a sanciones:

4.2.- Material y equipamiento
4.2.1. Para la competición, cada deportista deberá llevar consigo el equipo deportivo necesario y adecuado para la prueba, y todo aquél que sea anunciado como tal por los organizadores de cada evento. Según la meteorología del día de la competición, el árbitro principal podrá determinar si el uso del material “obligatorio” pasa a ser sólo “recomendable”, dejando a cada participante la decisión sobre su utilización.
4.2.2. No se puede competir con chándal o ropa tan holgada que no permita a los Jueces la observación de la correcta aplicación de la técnica básica diagonal.
4.2.3. No están permitidas las prendas transparentes o que por efecto de la humedad puedan adquirir tal condición.
4.2.4. Las camisetas deberán ser de mismo color en su parte delantera y trasera.
4.2.5. Los dorsales, que deberán permanecer completamente visibles en todo momento, deberán ser dobles e ir colocados en la parte delantera y trasera del torso.
4.2.6. Los bastones deberán ser adecuados para la práctica de la marcha nórdica de acuerdo con las técnicas descritas en el apartado 1. anterior, dotados de fiadores que permitan impulsarse apoyando sobre ellos sin necesidad de sujetar continuamente la empuñadura.
4.3.- Supervisión y control de material y avituallamiento
4.3.1. Al entrar en el recinto de salida se controlarán dorsales y material. Los participantes que no cumplan con los requisitos referidos al material y expuestos en el apartado 4.2 serán excluidos de la prueba.
4.3.2. En todos los controles se podrá supervisar el material autorizado por la organización.
4.3.3. La manipulación o cesión del dorsal será motivo de descalificación inmediata..
4.3.4. Está terminantemente prohibido recibir ayuda externa o avituallamiento durante el desarrollo de la prueba (exceptuando los puntos dispuestos por la organización y descritos en la reunión informativa).
4.4.- Comportamiento general de los competidores
4.4.1. Todo marchador tiene que prestar socorro a otro participante que esté en peligro o accidentado, estando obligado a comunicarlo inmediatamente al árbitro más cercano.
4.4.2. Se exige de cada participante máximo respeto por el entorno de la competición. El material roto o de deshecho debe ser depositado en los lugares señalados al efecto.
4.4.3. Todo marchador debe realizar el recorrido marcado por la organización, pasando por todos los controles establecidos, sin retirar ni modificar la señalización existente.
4.4.4. Los participantes observarán escrupulosamente y con el mayor respeto todas las indicaciones de jueces y personal de la organización.
4.4.5. Los participantes deberán someterse a los controles de dopaje que se les solicite.
4.4.6. Los competidores deben comportarse cívica y deportivamente en todo momento y mostrarse respetuosos con el público asistente a la prueba y con los demás deportistas.
4.4.7. Todo participante debe conocer y respetar el Reglamento de Competición de la organización de la prueba y el Reglamento de Competiciones de Marcha Nórdica de la FEDME.
4.4.8. Un corredor podrá retirarse de la prueba siempre que lo desee, pero lo deberá comunicar a un juez y entregará sus dorsales, asumiendo toda la responsabilidad desde que abandona voluntariamente la prueba o es descalificado.
4.4.9. Todos los participantes en una competición de marcha nórdica aplicarán la técnica básica descrita en el apartado 1.2. anterior. En los tramos señalizados al respecto podrán aplicar las técnicas de los apartados 1.3. y 1.4.
4.4.10. La pierna que completa el impulso debe estar completamente extendida en ese momento. No se puede marchar con el torso inclinado por debajo de la prolongación de dicha pierna en el momento referido, ni con el centro de gravedad tan bajo que al tomar el pie contacto con el suelo la vertical de la rodilla esté por delante del talón.
4.4.11. La regla de al menos un pie siempre en contacto con el suelo sólo podrá obviarse para superar escalones verticales del terreno, debidamente señalizados, superiores a 20cm. La citada regla dejará de regir dos metros antes del escalón y dos metros después.
4.4.12. En las zonas de hidratación y avituallamiento, los marchadores podrán dejar de aplicar la regla que obliga a tener siempre al menos un bastón en contacto con el suelo. También, puntualmente, y por un espacio de tiempo limitado, que no se podrá repetir en los pasos siguientes, podrán dejar de aplicarla para una eventualidad (enjugar sudor, recomponer equipo, etc).
4.4.13. Dependiendo del número de competidores y del área de salida, por motivos de seguridad, el árbitro principal podrá designar una zona inicial en la que los marchadores no deben utilizar los bastones, manteniéndolos verticales, elevados, paralelos y delante del cuerpo.
4.4.14. Los marchadores no estorbarán en modo alguno la progresión de otros competidores. No cruzarán los brazos por delante del cuerpo provocando una peligrosa separación lateral de las puntas de los bastones. No “clavarán” los bastones por detrás del pie retrasado y sujetarán con fuerza el bastón en el momento de “clavar” para evitar rebotes y cruces que puedan provocar accidentes.
4.4.15. Cualquier manipulación de los bastones (ajuste, cambio de conteras, suelta de fiadores, etc) deberá hacerse de manera que no estorbe o suponga peligro a los demás participantes, manteniéndolos siempre verticales y delante del cuerpo.
4.4.16. La pérdida o rotura de un bastón o su fiador supondrá la detención temporal del marchador a un lado del recorrido, hasta que solucione el incidente o se retire definitivamente de la prueba.
4.4.17. Durante el transcurso de la carrera, aquellos marchadores que viniendo de atrás, pretendan pasar a otro competidor, deberán alertar pidiendo paso. El marchador de delante se lo facilitará, extremando ambos precauciones para evitar accidentes.
4.4.18. Ningún competidor marchará a una distancia inferior a dos metros del competidor que le precede durante un espacio de tiempo superior al imprescindible para rebasarlo.

10. Penalización o descalificación de un marchador

Es en este apartado donde creo que son más necesarios cambios importantes de la versión actual del reglamento. Vista la dificultad de “observar a simple vista” la corrección técnica de un nordimarchador durante la competición, los jueces: a) se inhiben, sensatamente, dejando pasar situaciones que creen que deberían sancionar; o, b) sancionan todo lo que creen ver, aún a sabiendas de que la mitad de las veces (por decir algo) se equivocan. En cualquier caso, conscientes de la dificultad del arbitraje justo, pienso que no se debería sancionar con tiempo. La apreciación errónea de un árbitro puede significar 2 o 4 minutos en la situación actual, suficiente para apear del podio a un posible campeón, que puede estar haciéndolo todo bien. ¿Por qué en las competiciones de marcha atlética, que nos llevan 100 años de ventaja y experiencia, y en las que sólo hay que vigilar pies (no bastones, ni brazos) lo hacen de otra forma? La alternativa del bucle de penalización, actualmente utilizado por los franceses, no soluciona las consecuencias de una penalización injusta a un posible vencedor. En la marcha atlética, estos bucles han quedado relegados a competiciones de las categorías más jóvenes, dónde, para no desanimar a los que se están iniciando, a la tercera tarjeta amarilla, en lugar de descalificarlos, les obligan a permanecer un tiempo (“el rincón de pensar”) en el bucle de penalización (pit lane).

Por otro lado, la estructura actual del reglamento parece inconexa, y resulta farragosa para el lector conocedor del tema (no quiero pensar en alguien que entre en estos asuntos por primera vez). El sistema que propongo se basa en el sistema utilizado en la marcha atlética (aprovechemos su experiencia – no reinventemos la rueda – seguramente ellos ya han pasado por todo esto) e intenta dar una continuidad lógica a todo el conjunto:

4.5.- Penalización o descalificación de un nordimarchador
4.5.1. Aparte de lo indicado en los apartados 4.2. y 4.3., la inobservancia de los puntos 4.4.1. a 4.4.6. será motivo de descalificación inmediata.
4.5.2. Cuando un árbitro aprecie posible inobservancia de alguna de las reglas 4.4.9. a 4.4.18. anteriores, advertirá verbalmente al posible infractor. Si éste persiste en la inobservancia o ésta es evidente, será amonestado, mostrándole una tarjeta amarilla y aclarándole el motivo de la amonestación. El árbitro comunicará a la mayor brevedad al árbitro principal el motivo, dorsal, hora y lugar de esta advertencia, utilizando medios radio-eléctricos y/o personal adjunto.
4.5.3. Todo marchador que, habiendo recibido dos amonestaciones sobre la misma o distinta inobservancia, reciba una tercera, será descalificado por el árbitro principal de la prueba o cualquiera de los jueces por él encargado de esta tarea, mostrándole una tarjeta roja e informándole de la necesidad de que abandone la prueba y entregue sus dorsales. Las amonestaciones deberán provenir al menos de dos árbitros distintos, en aquellas pruebas dónde el número de jueces lo permita.
4.5.4. Todo marchador del que se obtenga prueba gráfica (vídeo o fotografía) de violación de alguna de las reglas 4.4.9. a 4.4.18. anteriores por parte de algún miembro del equipo arbitral, será descalificado en la forma descrita en el apartado anterior, aunque no haya recibido advertencia previa alguna.
4.5.5. Se debe mantener actualizado un tablero de amonestaciones en el circuito y cerca de la llegada con el objeto de informar a jueces, público y participantes sobre el número de amonestaciones de cada competidor.
4.5.6. Si fuera prácticamente imposible informar al competidor de su descalificación durante la prueba, dicha descalificación se notificará tan pronto como sea posible después de que el competidor haya finalizado. El incumplimiento en dar notificación con prontitud no tendrá como resultado la recalificación del atleta descalificado.
4.5.7. Cualquier árbitro tiene la facultad de descalificar a un marchador, mostrándole tarjeta roja directa, cuando por su modo de progresión el atleta infrinja descaradamente alguna de las reglas 4.4.9. a 4.4.18., cualquiera que sea el número de tarjetas que el marchador en cuestión haya recibido previamente.
4.5.8. Las decisiones arbitrales son ejecutivas e inapelables.
4.6.- Descalificación con posible sanción
4.6.1. Incurrir en lo siguiente supondrá la descalificación inmediata del marchador y podría suponer una sanción disciplinaria para el mismo:
- No participar, sin causa justificada, en la ceremonia oficial de entrega de premios.
- Provocar un incidente deportivo (agresión o insulto) a un competidor, miembro de la organización, del equipo arbitral o espectador.
- Provocar un accidente de forma voluntaria.
- Dar positivo en el control de dopaje.
- Participar en la carrera bajo una identidad falsa o suplantando a otra persona.

14.1 El itinerario

Otro de los aspectos manifiestamente mejorables de este reglamento, a mi modesto modo de entender, y desde mi experiencia como competidor, organizador y árbitro de este deporte. En general, se nota un excesivo favoritismo por los recorridos en línea, contra los circuitos, que en la práctica son mucho más fáciles de arbitrar y controlar, por no mencionar la posible necesidad de evacuación de un accidentado. Por otra parte, en su versión actual no se hace mención alguna de la regularidad del
firme, la anchura o la pendiente que debe tener el recorrido, habida cuenta de la influencia negativa que todos estos factores tendrá sobre la técnica de los competidores y, consecuentemente, sobre el enjuiciamiento de los árbitros. Por contra, se dedica un innecesario e inútil esfuerzo a la diferenciación entre medio natural y urbano, así como al establecimiento de distancias para las distintas pruebas, muy por encima de las distancias normales de competición de la marcha nórdica. Se propone la inclusión de los apartados siguientes, al margen de los específicos de homologación, señalización y control:

14.1.- Recorrido
14.1.1. El recorrido de las competiciones de marcha nórdica autorizadas por la FEDME se hará preferentemente sobre un circuito, normalmente de entre 2 y 5 km, con salida y meta en el mismo punto, o bien, excepcionalmente, sobre un itinerario, en el que salida y meta pueden no coincidir.
14.1.2. Un itinerario o circuito, para ser homologado, deberá cumplir una serie de requisitos que garanticen el respeto por el medio ambiente y la seguridad de los competidores en todo momento, cumpliendo las especificaciones de los apartados siguientes.
14.1.3. Todas las competiciones se desarrollarán en circuitos o itinerarios debidamente trazados, marcados, balizados y controlados, de superficie única o mixta (pista, asfalto, hormigón, tierra, hierba o montaña), con un recorrido total de la prueba normalmente comprendido entre los 10 y los 21 km, evitando en todo caso el campo a través, y comprometiéndose el organizador a restaurar cualquier efecto negativo causado por la prueba.
14.1.4. La superficie, anchura y orografía del recorrido debe permitir la aplicación de la técnica básica de marcha nórdica (apartado 1.2. anterior) y la circulación en paralelo de dos marchadores, al menos en un 80% de su extensión total, permitiendo en el resto del recorrido la aplicación de otras técnicas de marcha nórdica (apartados 1.3. y 1.4. anteriores).
14.1.5. En los tramos del recorrido dónde sólo se pueda aplicar la técnica básica, la pendiente máxima no debe superar el 10%.

Finalmente, se observa en la actual versión del reglamento una falta total de preocupación por observar, corregir y mejorar. Independientemente de que la observación de la técnica a simple vista sea poco menos que un imposible y, por tanto, se debiera fomentar e investigar el uso de las nuevas tecnologías para corregir esta deficiencia, es necesario reglar y establecer la necesidad de establecer sistemas de observación de las competiciones de marcha nórdica. Si el organizador quiere mejorar o corregir en futuras ediciones de su competición, esto es una obligación y la FEDME debería ser consciente de ello y obrar en consecuencia, introduciendo en la modificación del reglamento las provisiones pertinentes.

El cuidado planeamiento y organización de un equipo de observación y grabación, bajo la estricta dirección de un equipo de enjuiciamiento crítico y lecciones aprendidas, será el primer paso que permitirá, no sólo obtener y apoyar buenos resultados de este análisis posterior a la acción, sino también ofrecer a cada participante la posibilidad de observar su propia actuación y técnica durante la competición, con la consiguiente oportunidad de corregirla y mejorarla. En el enlace siguiente abundo más sobre este asunto: http://nordicartagena.blogspot.com.es/2017/06/juicio-critico-y-lecciones-aprendidas.html