viernes, 16 de julio de 2021

Nordicaminando por Asturias

Para tratar de superar de una vez los problemas físicos que me causaron el insensato confinamiento a que nos sometieron el año pasado, decidí hace algo más de un mes participar en la edición de este año del recorrido del Camino de Santiago del Norte que van haciendo compañeros del Centro Excursionista de Cartagena, por tramos, desde hace unos años.

Antes de entrar en faena, quiero aclarar que, dejando aparte las consideraciones constitucionales sobre la procedencia de la calificación del estado de excepción vivido, y la justicia o no de las libertades cohartadas durante el mismo, la insensatez mencionada en el párrafo anterior no va dirigida hacia el confinamiento en sí, sino hacia el hecho concreto de que no me permitieran seguir haciendo marcha nórdica en solitario al aire libre, con mi mascarilla, mis distancias sociales, y lo que haga falta.  A la vista de que esto no se acaba, de momento, aprovecho para reiterar mi intención de no volver a aceptar algo parecido si nos vuelven a confinar.

Volviendo al tema de la entrada de hoy, desde que tomé la decisión de unirme al CExC en la edición de este año, comencé un periodo de adaptación de mi práctica habitual de marcha nórdica a las exigencias previstas para esta edición (más de 20 km diarios, con desniveles acumulados de subida próximos a los 500 metros).  Lo conseguí con mucha precaución y no poco miedo.  Poco a poco fui aumentando distancias y desniveles, en días alternos, y terminé con tres días seguidos de serias caminatas por mi querida  Sierra de Guadarrama.

El tramo de este año, comprendía la práctica totalidad de la costa asturiana, un lugar que he visitado en anteriores ocasiones, y que siempre ha brindado extraordinarias sensaciones a mi vista y a mi paladar.  Y esta vez no ha sido diferente, a pesar que que hubo días en los que los 26 km previstos acabaron siendo 38.  Pero no me quejo de la cantidad, sino de la calidad. 

El tramo recorrido, con más de un 70% de asfalto, del cual más de la mitad transcurría a lo largo de carreteras transsitadas y a veces carentes de arcén, hace un flaco favor a la belleza del entorno, y resulta poco grato al caminante, al menos al que suscribe.

Los bastones fueron, como siempre, una gran ayuda.  Una cuidada técnica ayudó a paliar la carga de mis piernas y a hacer un magnífico ejercicio, mientras que unas buenas zapatillas y los mejores calcetines hicieron que mis pies no sucumbieran a la paliza de asfalto. La compañía, excelente, me dió ocasión de repasar olvidadas lecciones de marcha nórdica con algunos de los ex-alumnos con los que compartí camino.  La comida asturiana, que nunca defrauda (una mención especial al arroz con leche de Casa Consuelo, en Otur, cerca de Luarca) también fue un gran reconstituyente.  Los pads de asfalto de Jesús Lodosa han demostrado estar a la altura del reto (no arratréis los bastones antes de clavarlos, y no los uséis en tierra), superando los 1000 km los que me llevé.

Concluyendo, Asturias excelente, como siempre.  La marcha nórdica, una herramienta sin parangón para el caminante.  El equipo, fundamental.  El Camino del Norte, por Asturias, nada recomendable, a no ser que lo hagáis en coche, planificando cada etapa para visitar lo mucho que hay que ver (y probar), y andando sólo alguna ruta corta, preferentemente hacia las innumerables playas y calas, pero volviendo al coche para hacer el Camino.

Y ahora a retomar mi rutina de marcha nórdica, con las rodillas mucho mejor.  Gracias al Señor Santiago por todo ello.

viernes, 18 de junio de 2021

Paco va a la UAB a cursar Derecho

 A lo largo de los cursos de iniciación, mis alumnos suelen quejarse de la cantidad de detalles que les pido que observen, siendo los objetivos de estos cursos que obtengan todos los conocimientos necesarios, no sólo para iniciarse en la práctica de la marcha nórdica, sino, también, para poder progresar de forma autónoma en el perfeccionamiento de la técnica, en la inteligencia de que ese es el camino para obtener los máximos beneficios físicos y de salud de este completo deporte.

Si bien la marcha nórdica es un deporte natural, basado en prácticas sencillas, al alcance de todos, yo suelo utilizar reglas mnemotécnicas para asegurarme de trabajar la totalidad de los diferentes aspectos que coadyuvan al perfeccionamiento técnico y, consecuentemente, a la obtención de los mejores beneficios.

La entrada de hoy tiene por finalidad proporcionar al practicante habitual una de estas reglas que le ayuden en su persecución de la excelencia. Para ello he buscado una regla sencilla (PACO va a la Universidad Autónoma de Barcelona a Cursar Derecho) con la que repasar los diferentes aspectos esenciales de una buena técnica, en una aproximación a la misma distinta de la que utilizamos durante el aprendizaje, pero mucho más racional para el practicante ya iniciado. Espero que os sea tan útil como a mí.

Empezaremos por recordar mi definición preferida de caminata nórdica: Andar de forma natural y completa, utilizando dos bastones con una técnica que nos permita sacarles el máximo rendimiento. Sobre esta definición construyo mis cursos de iniciación y ella es también la base de cualquier perfeccionamiento técnico. Pero veamos a Paco en la UAB cursando Derecho:

  • Postura erguida. Base de partida fundamental. Cuidándola al caminar obtendremos los máximos beneficios para nuestra columna, la gran olvidada y la que más problemas nos da con la edad y los malos usos.

  • Andar de forma natural y completa. Al hacer marcha nórdica no hacemos nada distinto de andar de forma natural, pero centrándonos en eso precisamente: andar. Las fotos, los pajaritos, los escaparates, las competiciones, las francachelas, están muy bien, pero nos separan de una práctica eficaz. Paso generoso y trabajo activo del pie, desde el talón, pasando por la cara externa del arco plantar, al metatarso, para abandonar el suelo por la punta del dedo gordo.

  • Coordinación de piernas y brazos. Tanto en tiempo como en amplitud, cada bastón cae al suelo al mismo tiempo que el talón del pie contrario, y abandona el suelo al tiempo que lo hace dicho pie.

  • Oscilación completa de brazos.

    • Desde los hombros, con una mínima flexión en el codo para combatir una innecesaria rigidez.

    • Con un ángulo de oscilación con bisectriz en la vertical, pasando codo y mano por delante y por detrás de la cadera a cada paso. Una buena prueba de esto es que nos veamos el codo al clavar el bastón y que perdamos de vista la mano tras la cadera al final de cada fase de impulso.

  • Uso Activo de los Bastones. Agarrando fuerte para clavar y relajando el agarre a continuación para que la acción sobre el bastón pase progresivamente de sujetar con firmeza la empuñadura a apoyar sobre el fiador (dragonera) para completar la oscilación y el empuje hacia atrás, pasando la cadera siempre la mano antes que el codo.

     EJEMPLO DE MAL USO
    DE BASTONES

    Cuando nos concentramos en agarrar fuerte para clavar el otro bastón, la mano del primero se relaja lo suficiente para permitir la transición explicada. Siempre ha de haber un bastón que nos proporcione apoyo, equilibrio y, por la adecuada inclinación del mismo,

    • retención, cuando bajamos pendientes fuertes (>10%), clavando por delante del pie adelantado, o

    • impulso, en llano, subidas, y bajadas suaves (<10%), clavando por detrás del pie adelantado (aproximadamente en la vertical del hombro), con el brazo estirado (recuerda: viéndote el codo).

  • Concentración. La buena marca en marcha nórdica no está en la velocidad desarrollada, ni en el tiempo invertido en el recorrido. La mejor marca la conseguimos con los mejores beneficios físicos de nuestra actividad, derivados de la mejor técnica, y la técnica va a depender en gran medida de que mantengamos nuestra atención en lo que estamos haciendo.

  • Disfrutar. Del plus de impulso y de la consecuente disminución del agotamiento del tren inferior. De la ayuda a la concentración que nos proporciona un ritmo adecuado, sostenido por una música agradable. Del entorno que nos permite apreciar una actividad sosegada. De los beneficios físio-psíquicos de se derivan de la práctica habitual de un ejercicio completo, equilibrado, adaptable y super-saludable. El que más.

miércoles, 12 de mayo de 2021

 Tras más de medio año de paro, obligado por la pandemia, la mala gestión de la la misma por parte de nuestros gestores (de todos los colores), y las consecuencias físicas de de la una y la otra, no sin miedo, me he decidido a reanudar los cursos de iniciación a la marcha nórdica, a la expectativa de las consecuencias que la "descerebración general" observada durante este fin de semana pueda traernos.

NUEVO CURSO DE INICIACIÓN A LA MARCHA NÓRDICA

El domingo23 de mayo, de 09.00 a 13.00, tendremos un nuevo curso de iniciación a la marcha nórdica (el 1º de este año, 78º en total) en Cartagena, en el paseo de palmeras que hay junto al Parque de la Rosa, frente al EuroSpar) de la prolongación de Juan Fernández   https://www.google.es/maps/@37.620062,-0.9925477,15.5z. Tras esta sesión, mejorarás tu forma de andar, estarás en condiciones de empezar a utilizar correcta y satisfactoriamente los bastones, y adquirirás los conocimientos teórico-prácticos necesarios para auto-perfeccionar la técnica y aumentar así sus beneficios. Si quieres asistir, lee, rellena, revisa y envía este FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN antes del 20 de mayo.

El curso es gratuito y abierto a no socios; los niños son muy bienvenidos, acompañados de un adulto responsable; sólo necesitas traer ropa cómoda, zapatillas de deporte (aconsejable guantes finos, gorra y gafas para el sol) y dos bastones de marcha nórdica o de senderismo. Si no los tienes, el CExCartagena te los prestará para el curso. No se trata de una excursión sino de una actividad de aprendizaje práctico que, aún no siendo de gran intensidad física, no está exenta de riesgo de caídas y exige cierto esfuerzo. Si tienes alguna lesión cardíaca, o algún otro problema que pueda dificultar tu participación, consulta con tu médico antes de asistir.

Dada la situación en que nos encontramos, el aforo del curso se reduce a un máximo de 5 participantes, y durante el mismo será OBLIGATORIO mantener en todo momento:

1.- BOCA Y NARIZ CUBIERTAS, por medio de mascarillas, bragas o pañuelos de cuello.

2.- DISTANCIA MÍNIMA DE SEGURIDAD (1,5 m, parados, y 4 m en movimiento).

NO PARTICIPES  si presentas síntomas compatibles con el Covid-19 (tos, fiebre, sensación de falta de aire o dificultad para respirar, cansancio…) dentro de los 14 días previos a la actividad (¡pero avisa si ya te habías inscrito, para que tu plaza pueda ser ocupada por otra persona!). Si dentro de los 14 días posteriores al curso presentas alguno de esos síntomas, ponte en contacto con el teléfono habilitado para el coronavirus (900 12 12 12), y dímelo.

Para resolver cualquier duda, contacta directamente conmigo,

José Antonio Pérez González (Piri) - 659657981 (nordicartagena@outlook.com).

domingo, 3 de enero de 2021

Iniciación a la marcha nórdica

Sigo recuperándome de las lesiones provocadas por el confinamiento.  

En cuanto la situación lo permita reanudaremos los cursos gratuitos de iniciación a la marcha nórdica.  

En el blog del Centro Excursionista de Cartagena https://cexcartagena.wordpress.com/ y en el mío propio http://nordicartagena.blogspot.com/ se anunciarán oportunamente.  

Mientras tanto, tanto en este blog, como en https://www.bubok.es/libros/263433/TEORIA-Y-PRACTICA-DE-LA-MARCHA-NORDICA, pueden encontrar información detallada que le puede ayudar a iniciarse en este deporte.  

El libro se puede descargar de forma totalmente gratuita.

Feliz año.

Piri

martes, 29 de diciembre de 2020

Polar Raid

 image.png  Un apreciado compañero me manda regularmente información sobre las actividades que organiza su empresa , que comparto ahora con todos vosotros por si alguien está interesado.  Es una actividad totalmente compatible con los bastones.  Yo sigo en rehabilitación y ayer ya pude hacer un par de kilómetros.  Esto es muy lento. La bicicleta estática me está salvando la vida.